jueves, 2 de mayo de 2019

EL HIJO DE LAS ESTRELLAS (SEGUNDA PARTE) - Por Catulo Bernal

Pococho el parrillero uruguayo que vino con nosotros desde el espacio profundo mira sin comprender la foto que el "Hijo de la galaxias" dfris Gardel ha  dejado caer en su precipitación por bailar y bailar. Cual si de una telenovela barata se tratara el hombre deja caer toda su mole bajo la mesa. Diogenes Pelandrun, nuestro filosofo impide con presteza que las asaduras sigan el mismo camino.
- Pococho tiene una capa que lo aisla de la gravedad y el golpe, pero estas delicias en su punto no se pueden defender - dice acaparando un chorizo crujiente entre dos trozos de galleta.
 - Hiervan agua, mucha agua!
- Que dice Catulo?
- Nada. Cosas que uno ha leído. Este hombre ya vuelve en Si. O en Re menor.
Pococho atrapa con sus manazas el pingüino de chardonay - Cuando llega la primavera nos hacemos servir el vino bueno en aquellos pinguinos vinateros de nuestra juventud -  y lo apura de un trago.
-Oiga, que es de calidad!
-Un Gardel se merece este Sant Emilio Reserva.
- No soy Gardel. Soy Escayola.  De donde salió esta foto?
- Ve ese muchacho con pinta de teletubie que anda bailando como puede en el centro de la pista? Se la dejo tirada aquí, cuando se fue a Tanturiar. Dice que su madre era una conciencia Milenaria. Cuando expansiono se vino de vacaciones a milonguear porque aprendió de un un cubo que le dejo su padre y a pesar de tener una escuela no consigue alumnos.Basta verlo en la pista para saber porque - le suelta Pitón Pipeta con su acostumbrada crudeza.
- Iria... Iria... Mi Iria. Ha expansionado por fin.  Y yo....Entonces ese es "Cachito" mi... mi hijo!
- Dfris "Cachito" Gardel Escayola? Nos va a decir ahora que usted es ese  Gardel apócrifo, hijo ilegitimo  del Coronel Escayola que asumió la identidad de Gardel, según la teoría conspiratoria uruguaya?
- No.No. Bueno, que se yo. Cuando comenzamos a salir con Iria supongo que me deje llevar por la costumbre... No le iba a decir que tenia un piojoso carrito choripanero en un asteroide menor...
Le conté lo primero que se me ocurrió. Pococho Gardel,  bailarín de tangos y cantor ocasional...en el exilio. Es verdad que soy Escayola, pero de linaje pobre.  Habia leído el libro  "Las Dos muertes de Gardel" de Vazques Rial y bueno... le metí un poco de sazón al asunto, para explicar como había llegado al asteroide Zappa..
- La pucha con el hombre.Ni que fuera Argentino!. Nos está diciendo que para presumir solamente se le ocurrió hacerse pasar por Gardel, pero no el real sino el de la conspiración, un tipo que nadie conoce fuera de este planeta, solo para impactar y cortejar a una conciencia milenaria? No se le ocurrió por ejemplo decir que era ingeniero de Big Bang, encofrador de estela de cometas o Vendedor de eclipses en planetas áridos?
- Fue lo mas raro que me invente. Ustedes no saben lo que es una conciencia milenaria. Siglos de experiencia...
-Ya... un adolescente intentando impresionar a una señora mayor. Y no hablemos de los suegros de la conciencia milenaria - acota Pelandrun - Si es que existe algo como eso. Porque, que es una conciencia milenaria? un concepto? una entidad física reencarnada en alguien?
- No. No.  Tener amoríos con una conciencia milenaria es... imposible de explicar...
-Tenemos dos Tangos hasta que termine la tanda y Dfris "Cachito" Gardel vuelva. Por que no lo intenta?
- Una conciencia milenaria es el receptáculo cultural de una civilización y una raza. Pero a la vez es como si fuera un poco de masa madre. Yo... tardaría mucho en ...Ya termina la tanda. No quiero que me vea así.
- Por lo menos no vino mientras usted estaba poseído por el espíritu de Libertad Lamarque. Vaya para la parrilla que con el humo que están haciendo Hugi y Munin seguro no lo ve. Mañana se vera si le organizamos un concierto, una exhibición y si cabe,  alguna película.
- Concierto, película? Ustedes están locos?
- vayase en su cueva ahora que no está Riquelme. Hugi y Munin pueden.
El uruguayo abre la puerta escotilla de su hogar bajo el terraplén ferroviario y desaparece de la noche y la milonga.
El Loquito Piazolla pone la cortina. El hijo de las Estrellas con su atuendo amarillo duda en quedarse en la pista pero al final viene chapoteando las chapas enterradas en la tierra, contento y con la cara enrojecida.
-Ahhhh. Esto si que es milonguear! Con cabeceo, sanguchitos, sacada y abrazo ! Hay algo mejor  en la vida del Milonga?
- Se me ocurren unas veinte o treinta cosas. Lo importante es que no las apure todas de golpe y las vaya descubriendo sin presiones. Ya que esta disfrutando acérquese a tomar unos vinos con la Lusiardada. Mocito taura! deje caer otro don Emilio en  este Pingúino querendon!
- Estoy pensando en llevar a algunos de estos bailarines para que vayan a colonizar mi planeta con el verdadero tango. O por lo menos para que tengamos alguna milonga como la gente en Slur.
- Como qué gente? Las gentes de Slur son igual que usted? - pregunto.
- No. Nuestra configuración genética es fluida y adaptable a las circunstancias: Según lo que tengamos que hacer en el noche Sluriano adoptamos la forma que mejor convenga al objetivo común. Por eso al descansar desintegramos el yo en la conciencia madre. Bueno, al menos así proceden naturalmente los slurianos. Mi caso es único, aunque tolerado. Me disgrego perfectamente de la cintura para arriba, pero por el caprichoso dibujo que trazaron en su unión mi madre, que fue una de las primeras escindidas auto-conscientes del planeta y mi padre milonguero Gardel, se me quedan sólidos los pies calzados con estos zapatos con cromo. A  pesar de los tratamientos y las terapias más avanzadas no consigo disgregarme totalmente. Por eso en descanso los pensamientos me fluyen por los dedos del pie derecho y los sueños por los tobillos del izquierdo. Y entre los dos ensayan pasos que después en vigila no puedo aplicar.
- Que fascinante campo para el filosofo mi querido muchacho. Entiendo por lo que dice, que su planeta Slur no órbita en el sistema de ninguna estrella. Por eso dice El noche - acota Pelandrun.
-No exactamente. Nuestro planeta esta en la zona de influencia de un mini agujero negro de cuatro metros de diámetro. que se interpone orbitando entre nosotros y nuestra estrella. Es chiquitín pero pegajoso Y nos chupa toda la luz.  Nuestros ingenieros siderales le pusieron una rejilla porque dificultaba los vuelos estelares pero tenemos problemas con el mantenimiento. Aunque en nuestra penumbra acogemos visitantes en busca de armonia, ocio y quietud. Por eso Slur es ideal para montar una milonga eterna.
-  Yo de de muchos que irían encantados a vivir de noche eterna milongueando. Aunque si tienen que dejar que se les disuelva el ego como la sal en una palangana de agua por ahí se lo piensan mejor.
-Slur viene a ser como un balneario o un centro de salud? - Me intriga ese planeta.
- Mas bien como un monasterio que se dedica a manufacturar sombrillas de oscuridad y quietud en aquellos sistemas planetarios de mucha actividad solar. Ahora yo les pregunto: ustedes piensan que habría maestros bien dispuestos a llevar el canyengue al confín del universo?
-Maestros no sé, pero mercenarios interesados que vayan a mostrar el verdadero tango hay a patadas.
-Caló Beron! Caló-Beron. Esta no me la pierdo!
Salió a cabecear en modo ametralladora a las muchachas y se fue para la pista otra vez.
- Ay con la juventud enajenada. Espero que de tanto bailar no se nos quede dormido en la mesa, sino va a ser un espectáculo.
- Diferente planeta, diferente sueño, digo yo... Pococho Gardel Tango Bar. Lo ven al parrillero cantando y bailando?  Porque este muchacho no se va a conformar con menos....
-En Milonga del Oriental todo es posible...
(Continuará)

miércoles, 1 de mayo de 2019

El "Hijo de las Estrellas" - Por Catulo Bernal

Desde nuestra mesa bajo el limonero lo vemos llegar al "Oriental", una mancha amarilla sobre el pasto renacido que marca ya primavera y se duerme a marrón llegando a pista.  No es frecuente ver a alguien con sombrero en nuestras milongas. Cada tanto se ve alguno con alerón tipo Rodolfo Valentino, pero a no ser que tengas cierta altura dificulta en la mejilla opuesta.  El visitante lleva algo que parece un sombrero y también un casco, curiosa mezcla que baja asimétrica hasta el suelo: a derecha amarillo tipo traje de laboratorio con bota ceñida y a izquierda amarillo de gala, con taco de cinco centímetros y cromo. Es alto, con los rasgos indecisos del que gesticula todo el tiempo. Se queda extasiado mirando a los bailarines progresando en la ronda como aquel se se asoma por primera vez al embrujo.
- Pero ese muchacho no sabe que el amarillo trae mala suerte? - apunta Pelandrun.
- Mientras no actúe no hay problema - dice Piton Pipeta apurando una remesa de patatas bravas con chimichuri - Porque para los actores es color de mala suerte.
- Ah. Porque cuentan que Moliere se cayo frito en el escenario con un traje de ese color. Aunque no llevaba traje amarillo. Era rojo o verde, según quien tenga la ultima palabra. Y fue a morirse a la casa, después de la función.
- Eso es dignidad.
- Entonces Diogenes, desde su perspectiva filosófica, que color trae mala suerte?
- el rojo tirando a marrón. Seguro. He tirado grandes cosechas de borgoña con ese tono infausto. Aunque en esta milonga todas las botellas tienen esos tonos.
- Si, quéjense ahora que el patrón esta en la montaña sagrada. Pero bien que apuran  nuestro afamado vino "Delacasa" reserva con las delicias gastroanimicas  - acota Mocito Taura con aire distendido. Riquelme no está y se nota.
- Lejos de nosotros criticar estas perfectas maceraciones  que complacen hasta a los milongueros con las resacas mas exigentes. Igual que las películas que adornan las pantallas.
- Es que la gente que no baila se aburre. Y "los Titanes de la Milonga" no trabajan tampoco en Pascuas. Streaming barrial de estreno.
- Sed de mal, Zorba el Griego y El profesor Hippie de estreno?
- Aquí si. El viernes que viene estrenamos "Kung fu Tango" una producción modesta con  mi participación - Dice Mocito Taura que ha estado asistiendo a los talleres de teatro de la semana.
-Si .Martita esta muy ilusionada. Tambien sale haciendo un papelito. Hablando de eso Hoy dice que sale mas tarde de la radio. Asi que me quedo un poco más disfrutando de la bailanta.
Todavia no le hemos dicho que sabemos que su pareja hace tiempo que no trabaja en la radio con Romulo Papaguachi. Nuestro amigo jubilado se fue también a la montaña con Riquelme.
El muchacho de amarillo se acerca a la mesa.
-Disculpen los señores, son ustedes los famosos muchachos Lusiardianos?
- Tanto como famosos... Si fuera famoso estaría firmando libros con sello.
- Es que usted es un famoso con escrúpulos querido Catulo. Cuando le publiquen en "El Croto" y se de a la vida de copetines y frases celebres ya va a ver que...
- Su fama trasciende. Se lo digo yo, que vengo de muy lejos-  dice el de amarillo. Permitanme que me presente. Se me conoce como  "El hijo de las Estrellas"
- De cuales? Porque en el ambiente hay muchas  estrellas y también muchos que  no pasan de asteroides o bol..bólido de carrera meteórica.
- No. Vengo del planeta Slur. Estoy de vacaciones milongueras..
- Ven lo que digo cuando hablo del vino de esta milonga? dice Diogenes.
- Así como nos ve nosotros también fuimos al espacio cuando participamos en el Torneo Intergaláctico de truco(ver arco argumental del mismo nombre). Esa chatarra donde ahora cuelgan los fideos frescos para que se sequen era una nave.
- Pero yo pensaba que era una de sus historias Catulo.
- Acaso una historia por historia es menos real que un acontecimiento?
- Si señor. Sus amigos son honrados y respetados en la galaxia como los primeros y únicos ganadores del Torneo Intergaláctico de truco. Desde que desaparecieron los Hercolobusianos ya no se hace mas. Pero hay epopeyas y recordatorios en Slur. Y muchos otros planetas.
- "Hay muchas mas cosas en el cielo y en la tierra, Diogenes, de las que han sido engrasadas en tu filosofía" O sea que usted querido desconocido es extraterrestre?
Por nacimiento. Aunque tengo  doble planetalidad. mi padre era un terráqueo como ustedes.
- Si, se ve en la cara. Siéntese por favor, ya que viene de tan lejos...
-Pero es que quiero milonguear! En mi planeta no hay buenos bailarines. Puse una escuelita con las lecciones que mi padre me lego. Pero creo que algo se me escapa. Y los alumnos no vienen. El único soy yo. Y no saben lo aburrido que es bailar solo.
- Ya milongueara. Esto recién empieza. Aquí también hay muchos que bailan solos. Aunque estén abrazados. Hágame caso. Si esta de vacaciones festeje aquí con estos heroes de la galaxia y un humilde filosofo. Y no se preocupe por eso de no taparme el sol. Siempre me vera de noche.
- Y su padre era de aquí y le enseño a bailar?
- Me dejo su legado de tango, en un cubo  intemporal con lecciones. Nos abandonó sin más a mi madre, que fue una conciencia milenaria de Slur  y a mi.Lo odie durante mucho tiempo. Pero luego de la expansion de mi madre supe que se fue por una causa justa: Cumplir con su destino de milonguero y cantor.
-  Usted no se llamara Superman?
- Cuando vio a Superman bailar Canyengue? ademas el planeta de este muchacho todavía debe existir. O no?
- ya veré cuando vuelva de las vacaciones. Y no. No me llamo Superman. mi nombre es Dfris Gardel. El cabeceo, ese ritual mítico, aquí funciona  - dice alborozado, tirando su mochila en cualquier lado y yendo a bailar con la muchacha a la que invito.
- Gardel...Lo que hay que oír.
-Y si funciona a veces con alguna piba crédula o empresarios inocentes, porque no se va a repetir esa formula en los arrabales de la galaxia?
Lo vemos progresar por la ronda con movimientos mas raros que los que hace el profesor Titular, Corchito Echesortu.
- La verdad que no es muy bueno bailando el muchacho.
- Normal. Si no hay nadie que  corrija los defectos uno puede creer que baila bien. Pasa todo el tiempo.
-Con los apuros se le cayo esta foto. Y no es Carlos Gardel, ni por asomo. Aunque me parece conocida - dice Piton Pipeta levantándola para que todos la veamos.
-  Que hacen ustedes con eso? Donde la encontraron?  -  Pococho el Parrillero nos mira sin entender con una bandeja de asaduras en la Mano.
Pococho. el que tenia un carrito choripanero en el asteroide Zappa y nos ayudo a volver a la tierra cuando despues de ganar estabamos perdidos sin plegador espacial en el cosmos.
Nos quedamos en silencio hasta que el filosofo Pelandrun dice con su habitual ironia.
- Usted no se llamara por una de esas bromas del destino Pococho Gardel?
(CONTINUARÁ)

.