Ir al contenido principal

COMO TOLERAR UN TACONAZO EN MEDIO DEL PIE

SI ES USTED MUJER:
  1. NO IMPORTA LA CUANTIA DEL DAÑO RECIBIDO. HAGA LA MUECA DE DOLOR MAS ESPELUZNANTE QUE SE LE OCURRA, TRATANDO DE LLAMAR LA ATENCION DE TODOS LOS QUE ESTAN BAILANDO EN LA PISTA.
  2. EXIJA A SU PAREJA QUE HAGA ALGO. SEÑALE A CUALQUIER PAREJA QUE SE LE OCURRA, SIEMPRE Y CUANDO EL VARON TENGA CARA DE GUAPO Y SEA BIEN PLANTADO.
  3. DEBERA LUEGO INSTAR A LA ACCIÓN A AMBOS CON GRITOS HISTERICOS. HAGALO CON MODERACIÓN PARA NO PARECER UNA DE ESAS MUJERES BUSCALIOS. CUANDO LA TRIFULCA ESTALLE ESCURRASE HABILMENTE POR UN LATERAL, SIENTESE EN UNA MESA ALEJADA DEL BARULLO PERO EN LA QUE PUEDA VER TODOS LOS ACONTECIMIENTOS CON LUJO DE DETALLES Y TRATE DE GRABARLO TODO EN SU MOVIL.
  4. AL DIA SIGUIENTE PODRA CONTAR QUE DOS HOMBRES SE HAN PELEADO POR USTED, SORPRENDIENDO A SUS AMISTADES PUSILANIMES.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL FIASCO DEL APOCALIPSIS - Por Cátulo Bernal

EL viernes me levanté temprano, más o menos como a las once. No era cuestión estar durmiendo si se producía el tan ansiado fin de los tiempos. Desayuné con tres medialunas, naranja y café cargado con la ansiedad del que se sabe en el corredor de la muerte, a punto de apurar sus ultima pitanza.  Llamé a Rómulo, a Pitón, Pococho y Al indio, para que se estuvieran avisados y luego de escribir una oda al ultimo minuto del milonguero Palleja —en el que prolijamente describía sus elongaciones en la ronda hasta que lo trago una grieta en el subsuelo—, busqué al ultimo lustrín superviviente de la crisis, me fui a la barbería para afeitarme y a que me arreglaran el pelo y luego de una modesta merienda con sanguchitos de miga  —mi manjar criollo favorito—  me fui a la Milonga del oriental a esperar la debacle en primera fila. Confieso que así ataviado, solo en la mesa, sola mi botella, mientras sonaban los primeros tangos y los principiantes tenían tomada la pista con sus pasos prefabricados,

MODESTO DEPROFUNDIS - Un milonguero del renacimiento

Bailarín, cantante, actor, poeta, músico, pintor, seductor, aventurero,  humorista. Todas estas disciplinas se aunaban en la figura del milonguero que nos toca semblar, un tal Modesto Deprofundis, de mentas en neta inconsonancia con su forma de ser. Un personaje cuyas mil facetas presentaban a la luz de la critica inspirada defectos y hasta groseras fisuras.  Modesto se vendía como un diamante en neto pero apenas llegaba a trozo de carbón.

TARBES EN TANGO 2015 - Milongueando al pie de los Pirineos. (parte Uno). Por Catulo Bernal.

Hasta ultimo momento no sabíamos si embarcarnos con el Pibe Pergamino en esta aventura francesa, porque no conseguíamos transporte y el fatigoso viaje en tren —aunque se presta a la contemplación, el recogimiento y la poesía—, además de largo, era oneroso. Pero nos confirmaron que una delegación conformada por Antonio, Jordi y Alí, milongueros enseña de Barna,  salía el miércoles para Tarbes y volvía el sábado.  Nada nos costó conseguir ubicación en el mismo hotelucho donde se alojaban los muchachos. Sí acomodar en el coche nuestras osamentas, pues venia con nosotros mi amiga japonesa Masayo, con la misión de  traducir mis incontinencias verbales bajo la forma de Haikus.   Iba a distenderme y a comprobar si eran ciertas las historias que se contaban sobre el festival:  un pueblo que durante una semana se va llenando de peregrinos milongueros y en el que uno se topa con el tango en cualquier calle.   No fatigaré a los lectores con el viaje. Se habló de tango, se escuchó tango, se paró