Ir al contenido principal

LOS HERCOLOBUSIANOS SE LLEVARON EL JUAN CARLOS THORRII2!!!!

La Suerte que es grela nos favorece, desde que Romulo Papaguachi volviera de las tolderías comechingonas. Asi es amigos. El barrio, la ciudad, el país, el mundo entero está conmocionado por la noticia: delante de las narices de un contingente de japoneses que observaban las bondades de la cursilería espacial hecha nave, la "Juan Carlos Thorri II2" fue abducida, chupada completamente por las inteligencias hercolobusianas.
No está bien que un criollo se solace en la desgracia ajena, pero si es meritorio que se castigue la soberbia y la estrechez de miras de esa gente, que quería llenar el planeta polimérico hercolobusiano con porquerías de la factoria Disney.
La chatarra galáctica desapareció sin dejar rastro, llevándose al alma mater de la "Compañía de la Virtud" el despreciable Alejandro Latorri, su copiloto, Ramiro Croto, que participó en nuestro casting para encontrar al peor cantante de tango de todos los tiempòs y también a Tulio Cejeti, conocido borracho que dormia la mona en el interior de la nave y que supo tener su momento de gloria cuando fuera proclamado campeón de truco interprovincial en el año 64.
El Toba Vieytes, nuestro huido producto nuclear de laboratorio, no se hallaba con ellos. Nadie sabe donde se encuentra. Creido en su demencia de que es Gardel, estaria robando algun banco, o firmando autografos, quien sabe...
Ante este nueva agresión interestelar, y a espaldas de lo que piensen los gobiernos terrestres, más preocupados por comprarse cochecitos ecologicos de diseño, antes que salvaguardar la suerte de todos nosotros, que somos ciudadanos de mundo, solo nos queda apresurar los preparativos de nuestra expedicion interestelar, alejando la Carlos Gardel 54 del interes alienigena.(aunque Pitón Pipeta, nuestro hombre de inteligencia sospecha que no han arrebatado nuestra nave gauchita porque es demasiado fea y no reluce, como el cochecito de barbie que se llevaron).
El casting de Operación Tanguitos Piores queda suspendido, el vértigo de los acontecimientos hace que no sea factible encontrar el peor cantante. A los efectos del concurso pondremos muy pronto los finalistas de esta aberración, para someterlos a dictamen público, aunque no tenga ya la trascendencia que el Bailarin Corchito Echesortu, ex amigo equivocado, quiso darle en su momento.
No señores, hemos de interceptar el devenir del gigante Hercolobusiano ,que ya ha modificado su trayectoria para estrellarse contra nuestra pobre tierra. Hemos de salirles al encuentro con las mejores galas, las mejores grabaciones, lo más granado de Gardel y Vargas. Romulo Papaguachi irá al frente, ahora que ha salido mas sabio de su periplo indigena, acompañado de Pitón Pipeta, que se ha prestado voluntario y si es necesario, yo, en calidad de rapsoda milonguero, iré con ellos.
Y más vale que no haya ningun hercolobusiano sordo, porque con las grabaciones de nuestros ídolos haremos a todos esos seres malevolos, milongueros de pura cepa, los atraeremos a la causa lunfarda que hoy triunfa en el mundo, que tanto ni que tanto...

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL FIASCO DEL APOCALIPSIS - Por Cátulo Bernal

EL viernes me levanté temprano, más o menos como a las once. No era cuestión estar durmiendo si se producía el tan ansiado fin de los tiempos. Desayuné con tres medialunas, naranja y café cargado con la ansiedad del que se sabe en el corredor de la muerte, a punto de apurar sus ultima pitanza.  Llamé a Rómulo, a Pitón, Pococho y Al indio, para que se estuvieran avisados y luego de escribir una oda al ultimo minuto del milonguero Palleja —en el que prolijamente describía sus elongaciones en la ronda hasta que lo trago una grieta en el subsuelo—, busqué al ultimo lustrín superviviente de la crisis, me fui a la barbería para afeitarme y a que me arreglaran el pelo y luego de una modesta merienda con sanguchitos de miga  —mi manjar criollo favorito—  me fui a la Milonga del oriental a esperar la debacle en primera fila. Confieso que así ataviado, solo en la mesa, sola mi botella, mientras sonaban los primeros tangos y los principiantes tenían tomada la pista con sus pasos prefabricados,

MODESTO DEPROFUNDIS - Un milonguero del renacimiento

Bailarín, cantante, actor, poeta, músico, pintor, seductor, aventurero,  humorista. Todas estas disciplinas se aunaban en la figura del milonguero que nos toca semblar, un tal Modesto Deprofundis, de mentas en neta inconsonancia con su forma de ser. Un personaje cuyas mil facetas presentaban a la luz de la critica inspirada defectos y hasta groseras fisuras.  Modesto se vendía como un diamante en neto pero apenas llegaba a trozo de carbón.

TARBES EN TANGO 2015 - Milongueando al pie de los Pirineos. (parte Uno). Por Catulo Bernal.

Hasta ultimo momento no sabíamos si embarcarnos con el Pibe Pergamino en esta aventura francesa, porque no conseguíamos transporte y el fatigoso viaje en tren —aunque se presta a la contemplación, el recogimiento y la poesía—, además de largo, era oneroso. Pero nos confirmaron que una delegación conformada por Antonio, Jordi y Alí, milongueros enseña de Barna,  salía el miércoles para Tarbes y volvía el sábado.  Nada nos costó conseguir ubicación en el mismo hotelucho donde se alojaban los muchachos. Sí acomodar en el coche nuestras osamentas, pues venia con nosotros mi amiga japonesa Masayo, con la misión de  traducir mis incontinencias verbales bajo la forma de Haikus.   Iba a distenderme y a comprobar si eran ciertas las historias que se contaban sobre el festival:  un pueblo que durante una semana se va llenando de peregrinos milongueros y en el que uno se topa con el tango en cualquier calle.   No fatigaré a los lectores con el viaje. Se habló de tango, se escuchó tango, se paró