Ir al contenido principal

MILONGUEROS EN EL MUNDO - HOY CELIO PASUCHI



Inauguramos una nueva seccion que hemos llamado "milongueros en el mundo". Es nuestra intencion que nos hagan llegar los testimonios y sus vivencias milongueras, alli donde esten y allí donde vivan.
Para comenzar la amable carta de Celio Pasuchi, residente en Mongolia.

"Hola queridos amigos de la Bata de Lusiardo, mi nombre es Celio Pasuchi y no tengo nada que ver con el ex jugador de Chacarita y Boca(Aunque jugue algun tiempo en Chaco Forever hasta que se profesionalizaron). Me formé como milonguero en Las milongas de Rosario, pero tuve que emigrar cuando cerraron el frigorifico de enfrente de mi carrito (que además me hacia precio en las hamburguesas y los chorizos).
Por un contacto iba a trabajar para una cadena de heladerias de Rusia pero desgraciadamente el avion en el que viajaba aterrizó de emergencia encima de los montes Altai donde nos dijeron que vendrian a rescatarnos.
Nos rescataron en Yak y como el aeropuerto más cercano estaba en Ulan Bator se ofrecieron a trasladarnos hacia alli.
Desgraciadamente por la ingesta de una bebida mongola a base de leche de Cabra me dieron unas fiebres intestinales que me alejaban cada tanto de la caravana principal.
En uno de esos apretones se levantó un fuerte viento que arrastraba el polvo reseco de la estepa. Guareciendome como podia bajo un matojo achaparrado sortee la tormenta.
Pero la caravana se habia ido.
Sobrevivi a base de unos frutos negros que me dejaban la lengua morada y el paladar insensible.
Al borde la la inanicion me rescato un grupo de nomadas que se desplazaba al festival anual de Tsagaan Sar, o el año nuevo lunar mongol. Estas buenas gentes me acogieron en sus Gerds( las tiendas donde viven) y allí conoci a mi mujer Sorghatani Piki.
Le enseñe lo que sabia de tango. Y como es una mujer seguidora enseguida aprendió los basicos, los ochos y hasta una sacada lateral que me enseñó el pebete Burundi.
Tambien enseño por los asentamientos, pero como son nomades nunca encuentro a los mismos y para enseñarles un simple básico tengo grandes problemas.
Ahora tengo un carrito itinerante donde vendo choripan de bufalo por los tenderios y las ciudades principales. Hemos conseguido que nos permitan montar una milonga todos los veranos en Ulan Bator en la plaza sukhbaatar, al lado de la estatua de Gengis khan. Alli vendo los choripanes y mi mujer pone la música: dos casetes de Racciatti y uno de Marianito Mores que llevaba en el equipaje de mano.
Nunca somos más que cinco parejas pero igual nos divertimos bailando Tanguera que es la que más nos gusta y la que se escucha sin ruido.
En la foto me ven con unas estampas de tango que pinto yo mismo y con las que confio en comprar una compactera y dos Compactos de Chiqui Pereira y uno de Francisco Llanos que vi en una disqueria.
Con un poco de suerte voy a montar el Festival Internacional de Ulan Bator.
Asi que si un dia bajan a Mongolia me encontraran ahi, al lado del parlamento.
felicitaciones por el blog y un fraternal abrazo con choripan de bufalo incluido.
Viva el tango carajo!!!".
Dale Celio, no le aflojes, Y ustedes sigan haciendonos llegar sus cartas y sus experiencias con este mundo tan lindo de la milonga...

Comentarios

Mujer(la)Barbuda ha dicho que…
Francisco Llanos! Me había olvidado de que alguna vez hubiera existido. Yo tenía una amiga allá por los fluorescentes años80 que andaba medio de novia del Francisco Llanos y a todas nos daba bastante mucho asco. Eran para ser más precisos, los años de Silvia Suller noviecita de Soldán, meXplico?. Después mi amiga se terminó casando con uno de los hijos de Estudios Camilo Serballi, porque siempre le gustó la forrándula. Y hasta hoy me había olvidado de la asquerosa existencia de Francisco Llanos (mi amoga era menor, él no era normal, mi amiga tampoco) Hasta hoy casi no tenía conciencia de que realmente hubiera existido Francisco Llanos. Como tantas cosas que uno ve delante de los propios ojos, pero no sabe si dudar o qué. El cornudo es siempre el último que se entera. Yo recién ahora me re-entero de Francisco Llanos. Muchos quizás no se habían enterado hasta ahora. La mujer de Francisco Llanos, andá a saber si recién se desayuna con esto que pasó hace 25 años. Yo siempre metiendome en camisas de once varas.
Juan Ignacio Arias ha dicho que…
Pues el unico contacto que tuvieron mis viejos con la farandula fue cuando Francisco, de camino a Rosario, se sambuco unos pebetes en el restaurant donde comian.
Creo que hasta hubo artografo y todo
Fabian Pizorno ha dicho que…
La musica de "Todos los dias la misma historia" donde yo trabajaba de hijo mayor, la quiso hacer Francisco llanos, pero al final se la encargaron al que le hizo la musica al programa de "las 24 horas". Despues de eso se vino abajo. Cada tanto nos juntamos con el y Ruben Maravini a tomar moscatos en el bar que pusieron Aldo Pastur y el hermano de Hector Caride, que salio en un capitulo de "aprender a vivir 86"

Entradas populares de este blog

EL FIASCO DEL APOCALIPSIS - Por Cátulo Bernal

EL viernes me levanté temprano, más o menos como a las once. No era cuestión estar durmiendo si se producía el tan ansiado fin de los tiempos. Desayuné con tres medialunas, naranja y café cargado con la ansiedad del que se sabe en el corredor de la muerte, a punto de apurar sus ultima pitanza.  Llamé a Rómulo, a Pitón, Pococho y Al indio, para que se estuvieran avisados y luego de escribir una oda al ultimo minuto del milonguero Palleja —en el que prolijamente describía sus elongaciones en la ronda hasta que lo trago una grieta en el subsuelo—, busqué al ultimo lustrín superviviente de la crisis, me fui a la barbería para afeitarme y a que me arreglaran el pelo y luego de una modesta merienda con sanguchitos de miga  —mi manjar criollo favorito—  me fui a la Milonga del oriental a esperar la debacle en primera fila. Confieso que así ataviado, solo en la mesa, sola mi botella, mientras sonaban los primeros tangos y los principiantes tenían tomada la pista con sus pasos prefabricados,

TARBES EN TANGO 2015 - Milongueando al pie de los Pirineos. (parte Uno). Por Catulo Bernal.

Hasta ultimo momento no sabíamos si embarcarnos con el Pibe Pergamino en esta aventura francesa, porque no conseguíamos transporte y el fatigoso viaje en tren —aunque se presta a la contemplación, el recogimiento y la poesía—, además de largo, era oneroso. Pero nos confirmaron que una delegación conformada por Antonio, Jordi y Alí, milongueros enseña de Barna,  salía el miércoles para Tarbes y volvía el sábado.  Nada nos costó conseguir ubicación en el mismo hotelucho donde se alojaban los muchachos. Sí acomodar en el coche nuestras osamentas, pues venia con nosotros mi amiga japonesa Masayo, con la misión de  traducir mis incontinencias verbales bajo la forma de Haikus.   Iba a distenderme y a comprobar si eran ciertas las historias que se contaban sobre el festival:  un pueblo que durante una semana se va llenando de peregrinos milongueros y en el que uno se topa con el tango en cualquier calle.   No fatigaré a los lectores con el viaje. Se habló de tango, se escuchó tango, se paró

MODESTO DEPROFUNDIS - Un milonguero del renacimiento

Bailarín, cantante, actor, poeta, músico, pintor, seductor, aventurero,  humorista. Todas estas disciplinas se aunaban en la figura del milonguero que nos toca semblar, un tal Modesto Deprofundis, de mentas en neta inconsonancia con su forma de ser. Un personaje cuyas mil facetas presentaban a la luz de la critica inspirada defectos y hasta groseras fisuras.  Modesto se vendía como un diamante en neto pero apenas llegaba a trozo de carbón.