Ir al contenido principal

FIGURITAS "MILONGUITA" (I) EL MARKETING EQUIVOCADO - Por El Turco Desvarietti

La década de los ochenta se va adentrando insidiosamente en una generación de Tangueros viejos que han visto algunas hojas verdes en el mutilado árbol de la música popular. Algunos cantores despegan del conocido programa del conductor Brasileño Silvinho Soldán y hacen carrera en telenovelas que se exportan a Iisrael o a Filipinas. Pero el tango nacional y popular se va anquilosando bajo la tremenda carga del tiempo y los trajes cruzados con botones y caspa. Los animadores de todo el movimiento, quienes decollaban en los escenarios de todo el país o brindaban sus florituras llenas de sapiencia en las milongas de todo el país han envejecido y no hay relevo ninguno que pueda suplantarlos. En la mayoría de las milongas se ven viejas glorias que aquejadas de temblores intentan resucitar el ambiente
de la edad de oro con horrisonas camisas hawaianas y peluquines de color calabaza. A ellas no les va mejor. Se esmeran en maquillajes sin esperanza y estiran sus cuellos con cinta adhesiva, en un incierto antecedente del Botox que no da resultados y pronto se descubre. Los teóricos del tango, quienes ven mas allá de las milongas de fin de semana, las clases, las practicas y el furor del milonguero que no para de bailar comprenden que el movimiento está condenado a la extinción. Es imperioso, es menester para eso acercar a esas juventudes que volcadas al rock masivamente abandonan el sentir místico del baile. Pero acaso, razonan, sea demasiado tarde para esa generación, por lo tanto debemos acercarnos a aquellos inocentes a los que aun no les han contaminado el cerebro con los ritmos extrangerizantes. Un tal Chacho Peñaloza, que poco tiene de caudillo pero conoce de marketing propone entonces crear una necesidad en las escuelas primarias. Así es como nace el demencial proyecto de figuritas "Milonguita".
 Inspirados en los albunes que los pibes y las pibas de todo el país llenan con jugadores de futbol o mascotitas de moda. El tal Peñaloza propone una operación sin precedentes para repartir albunes en todas las escuelas del país, junto con algunos paquetes de figuritas gratis. Al estilo de las figuritas de entonces los paquetes contienen dos figuritas rectangulares para pegar, dos redonda y una chapita que es la mas buscada ya que son las que mas vuelan y permiten torneos especiales. Entre las figuritas dificiles la de los mejores y mas sonados bailarines y cantantes: Lusiardo, Gardel, Vargas, Copes, Petroleo y el cachafaz. las mas faciles Libertad Lamarque, Virginia Luque, Varela, Chiqui Pereyra, Nestor Fabian. La mega difícil y la figurita mas buscada: un muchacho que esta dando que hablar con sus elaborados pasos y que apunta hacia una nueva era de iluminacion en la danza: Cholito Maiakovski.
Comienza la operación distribución financiada por intereses oscuros con negocios en todo el planeta. Miles de albumes llegan una mañana a los colegios junto con paquetes de figuritas que llegan en carretillas colmadas. Los pibes inspeccionan las nuevas figus con desconfianza e incluso con temor. las fotos de aquellos señores con trajes extravagantes y peluquines coloreados y la figura de aquellas señoras con exagerados escotes y enseñando las piernas inspiran desconfianza en la parvulada aun inocente. Aceptan las albumes y las figuritas pero no hay ningún movimiento significativo en los kioskos ni se registran ventas de importancia en ninguna ciudad. Tampoco parece haber revuelo en los patios ni en las clases, que siguen con su rutina de figuritas de jugadores.
Se constata eso si que los padres de algunos pibes van comprando algún que otro paquete y lo van rellenando en sus hogares.
Para colmo de males el personaje que es considerado la figurita difícil Cholito Maiacovski es detenido en Paraguay por trafico de estupefacientes y contrabando de monos y condenado a veinte años de reclusion. Acabara sus días en chirona, enseñando pasos a convictos que luego escribirán otra pagina en la historia del tango como los Ravine Boys. Muchas de las fortunas avaladoras del proyecto se hundirán y otras encauzaran sus intereses hacia nuevas tecnologías como el pasacaset o el magazine. Los albumes y las figuritas quedaran olvidados de todos hasta que un amante del comic, creador de películas llamado Changui Casuerina los rescate del olvido.
Pero para entonces el target al que se quería llegar habrá crecido y asimilado otros iconos culturales, lejos del tango la milonga y los horribles hombres de camisas hawaianas y peluquines naranja, que sobreviven contando historias de esplendor perdidos en las milongas sumergidas del planeta...

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL FIASCO DEL APOCALIPSIS - Por Cátulo Bernal

EL viernes me levanté temprano, más o menos como a las once. No era cuestión estar durmiendo si se producía el tan ansiado fin de los tiempos. Desayuné con tres medialunas, naranja y café cargado con la ansiedad del que se sabe en el corredor de la muerte, a punto de apurar sus ultima pitanza.  Llamé a Rómulo, a Pitón, Pococho y Al indio, para que se estuvieran avisados y luego de escribir una oda al ultimo minuto del milonguero Palleja —en el que prolijamente describía sus elongaciones en la ronda hasta que lo trago una grieta en el subsuelo—, busqué al ultimo lustrín superviviente de la crisis, me fui a la barbería para afeitarme y a que me arreglaran el pelo y luego de una modesta merienda con sanguchitos de miga  —mi manjar criollo favorito—  me fui a la Milonga del oriental a esperar la debacle en primera fila. Confieso que así ataviado, solo en la mesa, sola mi botella, mientras sonaban los primeros tangos y los principiantes tenían tomada la pista con sus pasos prefabricados,

TARBES EN TANGO 2015 - Milongueando al pie de los Pirineos. (parte Uno). Por Catulo Bernal.

Hasta ultimo momento no sabíamos si embarcarnos con el Pibe Pergamino en esta aventura francesa, porque no conseguíamos transporte y el fatigoso viaje en tren —aunque se presta a la contemplación, el recogimiento y la poesía—, además de largo, era oneroso. Pero nos confirmaron que una delegación conformada por Antonio, Jordi y Alí, milongueros enseña de Barna,  salía el miércoles para Tarbes y volvía el sábado.  Nada nos costó conseguir ubicación en el mismo hotelucho donde se alojaban los muchachos. Sí acomodar en el coche nuestras osamentas, pues venia con nosotros mi amiga japonesa Masayo, con la misión de  traducir mis incontinencias verbales bajo la forma de Haikus.   Iba a distenderme y a comprobar si eran ciertas las historias que se contaban sobre el festival:  un pueblo que durante una semana se va llenando de peregrinos milongueros y en el que uno se topa con el tango en cualquier calle.   No fatigaré a los lectores con el viaje. Se habló de tango, se escuchó tango, se paró

HISTORIAS DEL TANGO (Por el Profesor YAMATE A. ZILENCIO

UN OSCURO PRECURSOR Quienes velan por la pureza del tango pretenden ignorar que nació en los prostíbulos y creció entre rufianes. Rufianes como El Cordobés Sabanera, primer letrista del tango canción y obsesionado por los temas sexuales. Sé que mis innumerables detractores me dirán que la historia no depara ningún sitial a Sabanera. Y tienen razón. No lo merecía en absoluto. Conoció una gloria efímera cuando los tangos tenían nombres como: El fierrazo , el Queco , dame la lata, Eche veinte centavos en la ranura y otros de similar estofa, que hacían alusión lisa y llana a la copula, al acto sexual o a la chanchada . Luego cuando el tango se hizo refinado y aludía a la realidad dura y cruel del hombre de la calle, Sabanera fue justamente olvidado. Y ese olvido se debe a dos cuestiones fundamentales, 1 ª - Sabanera no evolucionó con el tango. Sus letras mas conocidas, la Talquerita , el Quepo, la granujienta, el barbudo y el tal