Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 6, 2017

CUENTOS CLASICOS PARA NIÑOS MILONGUEROS 2 (o Milongueros con alma de niño)

MARGARITA Y JUANITO (Hanzel y Gretel). Segismundo - le dijo la madrastra al coreógrafo en la casita de un arrabal al lado del bosque - te patinaste toda la guita en las carreras y ahora no tenemos para comer. Esos dos infelices hijos tuyos no me sacan una coreografía en condiciones. No les entra en el marote ni un solo paso. Se enyenan la barriga con puchero y ende mientras yos, que era una reina del bailongo tengo que sufrir la gazuza y se me cae el vestido. Llevatelos al bosque y dejalos en el bosque, así por lo menos podremos tener algo para el buyon . El Pobre hombre amaba  sus hijitos, pero  los tiempos eran duros y hasta los mas mentados milongueros pasaban hambre y se robaban alumnos y clases. Así que decidió hacerle caso a aquella loca, que había sido campeona mundial  de tango salón hasta que se le subieron los humos   y el tinto   a la cabeza. Y los niños, a los que el hambre mantenía despiertos oyeron todo. "Juanito -  decía la pobre Margarita llorando como pareja e

CAMPAMENTOS DE VERANO PARA MILONGUEROS IRREVERSIBLES

Llego el verano. La ciudad se transforma en un horno donde se cuecen a fuego lento aquellos desdichados que trabajan en temporada alta. La milongueridad se dispone a dilapidar energías, dineros y seducción volcándose  en masa a los Festivales, tangomaratones y eventos para bailar a pie de playa. Pero que hacer con esos pobres milongueros de capital menguado que tienen muchos días de vacaciones y poco capital en el bolsillo?. Esos infortunados que vagan sin control por las calles, abusando de cervezas añejadas en las cloacas y sorbetes congelados de vino esperando la hora de la milonga sin saber que hacer mientras? Como disponer de esos chiquitos abandonados a su suerte, que se vuelven fastidiosas bestezuelas enjauladas entre  cuatro paredes, apagando y encendiendo las emisoras tangueras, desesperados por bailar  y babeando en los umbrales de las milongas aun cerradas? Esos irredentos bailarines  con la camiseta pegada al cuerpo y la bolsa de los zapatos apretada en un nudo horca  puede