Ir al contenido principal

Entradas

" BARQUITO MILONGUERO" LA MILONGA MOVIL DE TOMAS SOYER

Dicen que un nombre puede prefigurar un destino. Apellidarse Sorete, Hitler, llamarse Juan Domingo Balbin o simplemente Ernesto Guevara Anchorena acortan las espectativas de libre albedrío de una persona y la abocan a penalidades y sufrimientos. Hay quienes ven en esta miserable imposicion de los progenitores una finalidad sin entender que solo es una venganza a largo plazo. Pero el hombre que nos ocupa iba mas allá. No hablaremos de su infancia ni de sus lecturas obvias a Mark Twain. El episodio que da comienzo y sentido a la vida de Tomas Soyer ocurrió en el verano del 98 cuando vió en un lugar de veraneo a una milonguera. Estaría acaso embrutecido por el sol y las cervezas, tendido en una reposera o con el culo en el agua. No lo dicen las crónicas. De pronto ese hombre cuyos gustos no conocemos ve pasar a una mujer ceñida en un pareo, con una bolsa, una de esas ostentosas bolsas de guardar zapatos de tango colgada en uno de sus hombros. Soyer la vio y le gusto su irse. Tenia ese ti

PATETICOS POEMAS - Otra ronda de Catulo Bernal . - Por piton Pipeta

Quien no ha oído del poeta de la milonga, Catulo Bernal, su tablet llena de manchas de choripan y sus poemas que con incontinencia verbal va descargando como una forma de exorcismo?. En la milonga del Oriental pueden bailar robots reales o humanos, haber desafio individual  o en grupo de malambo o vals, o una improvisada lucha a muerte entre borrachos salgarianos al estilo tugh con hilo choricero requemado, que el hombre permanece fiel a su estilo, en su mesa, los ojos entreabiertos oteando el paisaje y al mismo tiempo las novedades de la red. No lo inquietan ni los desaforados gestos de dolor de los que reciben un taconazo en medio del pie, la malevolencia de los malintencionados que no suelen bailar y se dedican a criticar a los novatos, o a los que llevan bailando  quince años pero siguen siendo novatos, ni los cómicos y rápidos visteos del pibe Pergamino, habitué del Oriental y de tantas milongas. No lo acongoja el tiempo o el mal tiempo o la falta de tiempo. no sufre por la pista

MILONGA 15 AÑOS CASA VALENCIA / MILONGA DE CARNAVAL: ENMASCARADA - Por Catulo Bernal

Ajetreado trajín el del hombre tanguero. Sufrido corazón trasnochado por el fin de semana. El jueves nos adecuamos a la ocasión con el Pibe Pergamino y nos allegamos a la Casa Valencia, que hacia cumpleaños de quince. Si, como aquellas noches de nuestra juventud en que nos enterábamos donde había cumpleaños y nos deslizábamos por los fondos, la ventana del baño, oteabamos la hoja de invitados o nos colábamos directamente para bailar y degustar canapés. La niña cumplía de blanco y estaba esplendida. Luz y glamour, amigos llegados de cercanías y Medianias. Milongueros peninsulares y continentales, engalanados o con toques pret a porter, pero presentes. Di- jey de Lujo: Antti,  Finlandés y metido en gorra, al estilo Romulo Papaguachi, pero mas pintón y bien vestido - No quiero desmerecer al amigo, que en sus años mozos solía tener su atractivo, pero cierto es que Romulo con el tiempo se ha venido un poco abajo asomándose mas bien a Hugo Tognazi o Lando Buzanca -  pasando  una música realm

Una noche de Tea Tri tango. Por Aniceto Larrapumbi. ( enviado desde Turquia)

 Esta nota se nos traspapeló. Debíamos publicarla un día después de la función del Tea-tri-tango de antes de Navidad pero por motivos que aun se desconocen llegó a nuestra manos ayer. Quien la trajo era un pobre muchacho que acababa de arribar de las islas griegas, con un tocado tipo Lord Byron. Por señas nos notició que un desconocido con pintas linderas al andrajo, con marcado acento rioplatense se la dio para que nos la entregara en mano, bajo la promesa de un secreto fabuloso, que el portador no quiso desvelar. Por las trazas hemos conjeturado que el que el autor de la nota no es otro que Aniceto Larrapumbi, el desubicado sobrino de Romulo Papaguachi  que ya nos hizo quedar mal en la cobertura del festival de Sitges. Reproducimos la nota tal y cual la mando este irresponsable. "Noche en la Ciudad. Sábado. gente que viene y que va. Sábado. Tengo dos entradas para ver el espectáculo de Tango y variedades TEA TRI TANGO (LUIS IANNONE) así llamado en memoria de quien supiera flor

CAMILO TANGO SHOW EN BARCELONA - O el tango considerado como una de las bellas artes. Por Yamate A. Zilencio

Espectativa tenia. Hace tiempo venia sonando esta puesta de la Compañía Tango Amado, como un trabajo sincero y dedicado. Tenia entrada. Solo que a ultimo momento, llevado por esos arrebatos, el Pibe Pergamino se adoso a mi pequeña comitiva con la esperanza de conseguir una entrada. El pobre iluso no vio que habían colgado en los medios virtuales el "entradas agotadas". Y es que esperábamos, con ansiedad el Don Camilo. En una ciudad como Barcelona ,con sus 15 milongas contadas y una actividad milonguera importante, entre propios, importados, afincados y turistas, era de esperar. Cuando llegamos al teatro había una cola considerable de personas que como el Pibe, no habían previsto la ocasión. Pasando entre las gentes, deje que se arreglara y me las compuse para llegar adentro, donde también estaba lleno, con alguna butaca ocasional vacía. A vista de pájaro el teatro estaba abarrotado. Entre el gentío se divisaban casi todas las fuerzas vivas del tango  Barcelonés entre maestro

La fin de año en la milonga del oriental

No hay año que no comentemos el fin de año en la Milonga del Oriental.  Siempre viene a ser mas o menos lo mismo: Jolgorio, expansion ,baile, bebida, desenfreno, comida copiosa, sudores, oportunidades desperdiciadas, tumulto, arrebatos pasionales, ojos vidriosos o ensoberbecidos por la más pura lujuria, vistosos duelos de estilos coreados desde las mesas llenas de alegres milongueros, brindis, brindis, mas brindis, pedido de dinero, prestamos, languidez prontamente acallada por las sobras humeantes y ya casi carbonizadas de la parrilla, hielo en la cabeza y en las plantas de los pies doloridas, perdida de la dignidad, perdida del sentido, perdida de los documentos y de los transportes, perdida de ocasiones, dolor en las sienes, cielos amarilleados por el terrible sol de la madrugada, constatacion filosofica del estado y del ser, abrazos amigables, abrazos enemistables, empujones, puntazos, taconazos y patinazos, risas, burlas, miradas complices, caricias, miradas mal interpretadas, bof

ABRANLEN AL MILONGUERO - por el coya Gurrietes Borges

Confieso que no se por donde comenzar a desbrozar este galimatías, este libro con pretensiones de tango y comedia costumbrista. Convendria empezar diciendo que su autora, Marujita Acuña, es un poco menos que una desequilibrada que vive de lo que está de moda y por prescripción de su terapeuta lo transforma en libros de morondanga. Así  vieron la luz "caniches al sauna" "una excursión al país de los dientes separados" y "Mi novio es indigente". Ahora quien cae bajo la pluma de esta irresponsable es el tango y el mundo de la milonga. Bajo la forma de una comedia costumbrista inspirada en aquellas casas de pensión de las películas de los años sesenta, con dueña y cocinera maternal, tres o cuatro huéspedes descarriados y el infaltable romance entre la "Nena" casadera y el infalible inquilino nuevo y misterioso. En este despropósito lo que abundan son los desvaríos. El primero de los huéspedes es un poeta muerto de hambre que solo recita cartas de