lunes, 3 de diciembre de 2018

el clasificador de milongueridad del Profesor Rabando - Una entrevista de Enriquito Sacamerdi

Suena el teléfono en la oscura redacción de Lusiardo Tango.Club. Puan Hiriart, el invisible jefe del loquero periodístico compartido con la peluquería, coiffeurs y complementos del profesor Maradona insiste en detalles de periódico gráfico: Teletipos, fax, un teléfono de disco con candado y el periodista de guardia que siempre soy yo. Al sonar el aparato hace salta mi placa identificadora con mi nuevo nombre: Henry Sacmer. Descuelgo.
-No. Te digo que no. No mamá. Me he comido toda la vida las bromas de los demás por culpa del abuelo que se anotó como Sacamerdi al bajar del barco. No. Es irrevocable, ahora soy Sacmer.
Me cuelga llorando. Un segundo después vuelve a sonar el teléfono. Pensé que era mi padre, amenazando con desheredarme. En su lugar  la metálica voz de Hiriarte dice:  "Tiene que entrevistar a un coso que invento algo para el bien de la milongueridad. El profesor Rabando lo espera en el Bar-café argentino Masita Fina a las diez. No falte" Son las nueve y media. Identifico por el goomaps el lugar constatando que tardare en llegar 25 minutos en el triciclo eléctrico que me destinaron por transporte.
A veces pienso que hacen lo posible para echarme y darle mi trabajo a algún becario.
El triciclo se  queda sin batería cinco calles antes de llegar así que pedaleo. Llego sin hálito a las 10.01 soltando el triciclo al lado del tipo mas estrafalario, que sin duda es mi entrevistado y observo el lugar.
El Bar-café argentino Masita fina tiene mesas de chapas.  Cuando algún cliente llega se sienta al lado de un soporte circular y depende de lo que pida le traen la mesa asadera de verdad, recién sacada del horno panadero con la vianda en forma de croissants, medialunas o pasteles encima de papel de horno. Las tazas y pocillos son jarros esmaltados y no falta el exiliado  chauvinista que se pida mate y pava para acompañar las tortas negras o los cañoncitos de dulce de leche espolvoreando a sus vecinos con azúcar glace. Espero que esta nueva forma de resaltar la frescura del producto no se ponga de moda o andaremos con las manos pegoteadas por pasteles ajenos. Pido un jarro de mate cosido con un chorro de leche tipo espuma y observo a quien sera mi interlocutor.
El profesor Rabando tiene en su mesa asadera un familiar de matambre en pan galleta criolla y un vaso de vino con soda, los pelos alborotados con  migas y una corbata mantel desplegable que pronto estará llena de almíbar. Lleva un parche  plástico color naranja con un cristal fino en verde. "Industrias Rabando" se lee en el costado. No me da tiempo a preguntar.
Parece ansioso por mostrarme su sabiduría.
- Si. Este es el prototipo para calle de mi grandioso invento - dice con los ojos brillantes de emoción.
- Disculpe mi ignorancia  como diría George Borges Bernard Show, pero apenas he tenido tiempo de pedalear hasta aquí sin despeinarme y no tengo un aplicación que me descargue la información directamente al cerebro. Mi jefe dice que invento algo para beneficio de la milongueridad. Ilustreme.
- En resumen es un Pendorcho clasificador de milongueridad, adecuado para llevar a cualquier milonga y así ahorrarse malos tragos, maltratos, desaires y forcejeos.
- Ah. Y es eso que usted lleva.
-Esta es la versión simple para llevar en horas no milongueras. El pendorcho original tiene la forma de gafas del tipo Plastic-Man o si me apura Ultra-siete cuando le estaban dando pal pelo y se ponía las gafas para invocar a su dinosaurio. Aunque estoy pensando en adoptar esta forma monóculo, así es mas fácil de llevar en las milongas. Por supuesto del lado opuesto al cachete compartido si tenemos el abrazo cerrado.
- Veo que usted es milonguero-milonguero. No como otras personas a las que me ha tocado entrevistar y que se ponen la capa del tango  para hacer negocios. Pero dígame como funciona su invento?
- Tiene un clasificador de milongueridad incorporado y cargado a un microprocesador que despliega en el cristal-pantalla el tipo de milongueridad   con solo detectarlo.
- Como los ojitos de Terminator?
- No se quien es ese. Yo  diría mejor como el ojo bionico del hombre Nuclear, también conocido como el hombre de un millon de dolares. 
- Y entonces?
- Mi clasificador discrimina por el movimiento, el tipo de abrazo, la postura, el vestuario, la fragancia, el olor corporal y las actitudes. Basandose en un nomenclador propio es capaz incluso de recomendar las mejores combinaciones o los más adecuados cruces entre los presentes y el portador del pendorcho. 
- O sea que clasifica entre buen bailarín, mal bailarín, bailarín medio y bailarín adecuado para usted según sea su nivel?
-No. Eso es grado de aptitud del bailarín, pero no necesariamente de milongueridad. Como tantos negadores de la genialidad usted hace una simplificación burda de mi ingenio. Mi nomenclador Flipper va mucho más allá.
-Nomenclador Flipper?
-Si Como verá soy un fanático de viejas series de televisión en blanco y negro. Le puse Flipper en honor al delfín de la serie y porque suelo bailar a los saltos. Una concesión a mi  radiosa mente.
Total normalidad. Otro de esos chiflados retro con locura acumulada.
- Y dice que su clasificador puede discriminar según como se mueve alguien en la pista o aledaños y sugerir con quien le conviene bailar?
-Si. No es genial? Detecta el grado de milongueridad compatible con el suyo y también el mas conveniente en función de su estado físico y de animo para bailar tal o cual orquesta. Y le aconseja que pareja le permitirá desplegar toda su potencial en la tanda que comienza.  
- O sea que este tipo de clasificación Lombrosiana permitirá optimizar los bailes y las tandas corrigiendo por afinidad las diferencias y maximizando el placer en la milonga?
Se le cae como un hilo de baba. El mismo que parece gotear de sus ojos.
-Si... Cuando mi invento se haga popular seré reconocido como el hombre que salvo la milonga del fracaso.
-  Pero como funciona su clasificador para sugerirle pareja? Es necesario que baile algún tanguito para que pueda especificar que clase de bailarín o milongueridad tiene? 
- No entiendo lo que dice.
-Si. No tiene una primera función que establezca la categoría de baile del que lo usa basándose en su baile de primeras tandas? Porque si conecta  el artilugio en su casa, bailando solo también tendrá una apreciación errónea o imprecisa de su milongueridad. Me imagino.
Hay un silencio incomodo solo interrumpido por un hambriento que tira la bandeja-asadera por no esperar a que se enfrié la pastafrolla. 
- Eh. No...Comprenda que mis gafas clasificadoras prestan un servicio. Yo en todo momento tuve presente las frustraciones del milonguero, su pesar cuando no le sale un paso.  Quise evitar crisis personales. En la configuración de fabrica  las gafas lo sitúan por defecto como un milonguero capaz y solvente. 
- Me esta diciendo que las gafas lo juzgan a priori como un milonguero bueno sin haberlo visto bailar?
- No les hace falta. Para que? Usted sabe que los que bailan tienen un alto concepto de si mismos. Si no no habría tantos profesores espontáneos.
- En eso lleva algo de razón.
 - Aparte en la percepción personal de milongueridad uno siempre es el mejor. Si uno no se siente el mejor para que va a la pista? Mis gafas son un placebo útil para curar la baja estima.
- O la falta de clases y la pedantería. Y no piensa que eso es un inconveniente a la hora de sugerirle parejas?
- Inconveniente por que? El software inteligente detecta en muy poco tiempo su pareja ideal.
- Cuanto es muy poco tiempo?
- 17 segundos.  Infalible.
- Y si las cabeceen antes?
- Bueno usted también! Es un pendorcho para facilitarle las cosas milongueras no para solucionarle la vida. Me esta poniendo nervioso!
- Usted disculpe. Pasemos a otro tema. Dice que su clasificador tiene muchas categorías. Podría especificar esas categorías?
- Hombres de poca fe. Tenemos por ejemplo al Milonguero Wilbur,  así llamado por el dueño de Mister Ed, el caballo que habla.  El Wilbur es un bailarín dotado para molestar en todo tipo de milongas incluidas en la categoría "Dimensión desconocida” un escalafón por debajo del milonguero “Rin Tin Tin"   y por encima del "Increíble Hulk". Cuando la milonga esta bien de gente y la partición entre hombres y mujeres es la justa, un Wilbur baila un promedio de cuatro o cinco tandas y si hay Morticias – su equivalente femenino – el Wilbur es aceptado y baila bien. En una milonga  "Bonanza" con mayor afluencia de mujeres que de hombres, en la que además hay muy pocos o casi ningún milonguero Hombre Nuclear  y un Joe90 (por cache, lo que es además muy raro ) con bastantes milongueras Lassie, el Wilbur sobresale. Ahora  si la cantidad de milongueras Luciles Balls es mucha, el pobre Wilbur queda relegado a la barra y a la confidencia en mesa, junto a otro Wilbur, En ese caso hasta las chicas Morticias  prefieren Sachwatchs o  bailar entre ellas a ser pisoteadas o maltratadas por los pasos bruscos de los Wilbur. Menos mal que siempre hay milongueras "Laura Ingals"
- No quiero parecer presuntuoso o engreído, pero su invento ademas discrimina por edades. La milongueridad joven no entenderá un corno de su clasificador. Su tarjet o quien pueda comprar su invento tendría que tener mínimo 45 años para usarlo. 
- Pero no es esa la edad para gastarse el dinero en mejorar su vida? Entienda que el pibe joven no va a gastar un céntimo  en mi pendorcho. Prefiere gastárselo en vino barato, cerveza,  drogas o Dios nos libre Internet.  Pero comprendo que a los ojos profanos exista cierta dificultad con un invento tan sofisticado en las milongas modernas.  Para el que no es milonguero curtido se necesitan claves. Suerte que aparte de inventor soy una lumbrera en el mundo del marketing.  Si mi invento se populariza planeo vender un pack de gafas, monóculo y mi libro recien editado por editorial El Croto "Mis series preferidas de los años del blanco y negro" como manual de uso.
- Perdone. No sera mejor adaptar el clasificador a la milonga actual con categorías mas modernas?
- Eh. No. A mi me gusta así
-No grite. por favor.
- Que quiere que le ponga Chabon, reguetero, perrorista, tanguiflauta, miloojotials  y todas esas aberraciones linguisticas? Yo no soy sociólogo ni spicologo. Soy un genio.
Hay otro silencio incomodo. Estoy sentado con un demente que por añadidura es cabezón. Spicologo?
-Entonces, basándome en lo que yo recuerdo de las series un Wilbur seria un tipo con milongueridad medio mala, un Rin Tin Tin un bailarín creído y un poco oloroso El increible Hulk un ...  lo siento, me perdí.
-No, No. No. Estoy rodeado de Imbéciles! Dame fuerzas Mein Fiu!!!!!!!
- Cálmese. Cálmese. Coma un vigilante.
- Yo no voy a rehacer el software de un  invento  tan avanzado solo porque el primer periodista que  venga no lo entienda. Yo soy un sabio. Si los otros no lo entienden así es su problema. 
- Hágame caso. Póngale nombres simples: Maleta, Mamerto, Muy-Muy. Trompito facherin,  Viejo choto, Vieja piola. Uuupa, 5000cache,Tremender, Torneo mundial, Geraldine. Dios del Tango.  Cromo roto. Sin meniscos. Sin cara. Por decirle algo.

El profesor Rabando me tira el monóculo  y se pone a gritar.
-. Yo no voy a soportar esta indignidad. Soy un profesional! Apache! Manolito Montoya!
Antes que pueda hacer algo el tipo se sube a mi triciclo que milagrosamente arranca y se va lanzando escupitajos en la via publica. 
Para ser mi primera nota firmada como Sacmer es un exito.  Mi detector de farsantes ha funcionado. Y sin pilas. 
En la pantalla del monóculo figura aun mi clasificación. Lo piso por cualquier cosa.
Me termino el familiar de matambre manchado con dulce y pido una Caña Legui en vaso ancho.
Lastima el triciclo.  
Que pesado es el pasado!

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Acrobacias milongueras en "El Oriental" Por Catulo Bernal


Maestro. Maestro!!!!  - Eran dos y nos miraban Al Filosofo Pelandrun, a mi y a la fuente de papas fritas un poco carbonizadas que la nueva chef y prima del organizador de la Milonga nos habia cocinado con esmero y sin arte. Mire en redor a ver si por un milagro andaba por las inmediaciones el cristo de los evangelios pero aquel hombre santo no se dejaba ver más y su profeta el Pebete Burundi estaba en declive. Aquellos dos vestían trajes de segunda mano con dignidad honrando a los anteriores dueños con su mal gusto.
- Diogenes, creo que buscan un concepto, una frase, un catalizador.
- Esto de tener discípulos es un incordio. Cuando era un humilde croto de la filosofía me respetaban y se quedaban en silencio meditando sobre mis pensamientos. Ahora no hacen otra cosa que citarme a destiempo. Hasta la estupidez mas grande tiene lugar en su libro de citas. Encima se enojan si no me acuerdo lo que dije. Que se yo cuando  lo dije y porque. Me distraen y no puedo pensar. Bien, aquí lo tienen...
-No, No. Usted no. Nuestro maestro es el. Poeta Bernal. Se va a dejar el bigote de nuevo?
Solo entonces vi que llevaban un bigote parecido al que me había afeitado antes de ir a la marathon.
 - De momento no. Me gusta la sensación de una mejilla pegada a mi. Me acostumbre al abrazo cerrado y con la mejilla pegada a la compañera es mejor. Aquel bigote,  aunque fue una seña de identidad de juventud que se volvió costumbre, me aleja del universo, esquivo de por si.
- Uau. Los dos sacaron al mismo tiempo cuadernos de tapa dura y escribieron.
-Y ustedes son?
-  Bitio Calcio y Sandor Sinicalco. Seguimos sus andanzas y aventuras. Somos principiantes en el tango y en las letras. Románticos desesperados. Militantes del alba y el descuido. Nos podría firmar su poema vivo? Se van a comer esos pedazos?
-No. En ambos casos. Lo que digo no lleva métrica y no soy de firmar autógrafos. Ahora si quieren la milanesa refrita es suya.
- Que les aproveche muchachos. Coman ahora que están en la edad del desengaño y tienen los órganos recién pintados. Después querrán darle alguna mano de antiacido o anti-oxido pero la carrocería no les va a responder - acoto Pelandrun limpiándose unas migas con su bufanda de frases Aristotélicas.
Después de zamparse de un bocado los pedazos como quien arrea con una mano todas las payanas de una mano extendida los muchachos se pasaron un vino en caja que traían para bajar el banquete.
-Maestro. Que consejo puede darnos a nosotros que recién emprendemos el largo viaje por la senda oscura?
- Muchachos no anden paveando por ahí con las palabras. Aprendan la virtud del silencio y la mirada. Sugieran hasta que se haga evidente que la sugestión esta esperando acción. Una invitación, algo consistente. Ya sea que su intento vaya destinado a violentar el universo, seducir a una mujer o encadenar la fama la premisa es la misma: No boludeen. Lean a los grandes Poe, Steimbeck, Higsmith, Shelley, Conrad, Almafuerte, Discepolo, Chandler, Rabelais,Borges, Bolaño, Adams, Kennedy Toole, Moore, Miller,  Gaiman y Mieville.
-No sera Melville? - apostillo Piton Pipeta que no paraba de mandar mensajitos a su mujer operando en el programa de Romulo Papaguachi.
- NO. No China Mieville que vienen a ser una mezcla de Bradbury, Dick y Mackenna. Melville también, Faltaría más Si no van a perseguir al legendario cachalote blanco de los sueños ni se molesten en ser poetas. Si no se van a obsesionar con el sonido escrito bájense ahora que todavía hay paradas.  Si van a recitar que las palabras surjan como un oráculo, con la voz firme y la fe absoluta. Si van a enamorar no se traigan los versos aprendidos de casa. Mantengan limpias las intenciones y también los calzones. No atraviesen la ronda. Para transgredir lo establecido primero hay que saber que es. Háganse romper la cara por una causa noble ahora porque cuando se hagan mayores los huesos duelen más y uno tiende a perder la integridad y ver mezquinos los nobles ideales.  Coman, beban y escriban. Viajen, bailen y escriban. Sufran,lloren y escriban. Amen, besen y escriban. Pero mantengan al menos un ojo pegado a la realidad o se les ira  la ocasión y la vida en cazar versos. Y no se tomen demasiado en serio. Los... donde están?
-Dante engendro a Marlowe, que tuvo descendencia con Fitsgerald y Faulkner de quien salieron  Caifas, Edgardo y Gambetita Saturno.
-que dice Diogenes?
- Es que cuando se pone a dar consejos mirando para adentro parece un genealogista bíblico. Los pibes se aburrieron, cabecearon a unas muchachas y andan por ahi en la pista, topando con la caja de vino. Por cierto, creo que este cabernet tiene un defecto. Aquellos también serán  discípulos suyos?
Me señalo un grupo de bigotudos que se acercaban al escenario. Todos tenían vestimentas similares en negro ceñido. Con ellos venían unas muchachas de falda corta al estilo del circo.
- No Lusiardos. Esos son los del ballet de acrobacias tangueras Gaucho Grucho. - Dijo Mocito Taura trayendo una bandeja de asaduras con la calidad Pocochiana de siempre. Riquelme el organizador de la milonga venia atrás supervisandolo muy de cerca, ataviado con una chaqueta roja con estampados de flores de lis recién salida de una tapicería. Después del episodio con el Consorcio Internacional Milonguero tiene un trauma.
- Usted los contrató?
- Cinco parejas? ni loco. Me hacen la exhibición gratis si les presto la pista para ensayar  en la semana. Vienen a mostrar un poco de su arte y de paso ver si algún potentado capitalista los puede llevar de gira
- Llevar de gira? Eso se usa todavía?
- En provincias siempre caen algunas incautas. Y algunos también. Pergamino, vaya a bailar que el loquito Piazolla pone milongas y después viene el espectáculo.
El Pibe ya estaba en la pista antes que terminara de decir milonga.
Mis discipulos se movían con la cadera hacia adelante cayendo se del compás.
- Acrobacias tangueras. Con que música bailaran?
No llegamos a contestarle. Los últimos bailantes se fueron a sus mesas mientras Riquelme presentaba. Las cinco parejas se dispusieron en circulo abarcando la pista de tierra apisonada. Hasta los borrachos habituales que sostienen el poste central se sentaron quizá porque las muchachas tenían faldas muy cortas tipo pantaloncitos.
Sono Piazolla.
Pero era un Piazolla tuneado. Como si le hubieran prestado la orquesta a D'arienzo y racciati lo siguiera de atras. O mejor dicho Piazzolla con arreglos circenses.
Comenzaron a caminar interrumpiendo cada paso por algún voleo o vuelta aérea. Hasta los sanguchitos iban altos a la altura de las cabezas de los milongueros sentados. En un momento temí por la peluca de "Mascarita"  Ponce que de tanto asistir a festivales concurridos se sienta al estilo indio en el suelo con sus pantalones verde yuyo. Aunque se veían precisos los artistas  algún chorizo salio volando limpiamente de la mano de un comensal absorto por efecto de algun gancho y sacada que tentaba la vertical y continuamente utilizaba la pista como punto de apoyo para alguna nueva cabriola de altura. Por eso las muchachas iban calzadas con zapatillas de practica. Si uno de esas sacadas se desviaba diez centímetros o fallaba la técnica era lesión segura. Los bigotes se movían arriba y abajo como un ejecutante de saxo besando el instrumento. Era un espectáculo de alto riesgo y todos lo mirábamos sin saber bien que pensar. Hasta los discípulos miraban embelesados a las muchachas compartiendo el vino de caja con los borrachos del poste. Ah ... la juventud.
Si alguno de los milongueros habituales intentaba algo similar se quedaría boqueando como un pez fuera del agua para estirar los pies encromados en un rictus final. La compañía era como una versión reducida del circo del sol. Pero sin financiación y posiblemente sin seguro.
Estábamos cerca del final. Si los volatineros eran tangueros circenses deberían hacer un cierre colectivo en las alturas.
Saben lo que es un cierre en Domino? Es un cierre colectivo con por turnos con pirueta incluida, comenzando con la pareja menos hábil hasta llegar a los cabezas de cartel, que ejecutan la suerte más difícil. Para que algo así suceda es fundamental que la primer pareja comience su  cierre en el momento justo y bailando alcance a la que le sigue para pasarle el relevo. Exige arte y sincronizacion  para que la ultima pareja pueda llegar cerrando al ultimo compás. Aquello se puso frenético. El corazón me iba a mil viendo como de a una las parejas se iban quedando quietas. Faltando escasos tres compases la penúltima pareja toco a la principal. Vimos como el tipo levanto por los aires a su pareja en una imposible vuelta giro americana  que la muchacha cumplimento con un tirabuzón es espiral tipo gimnasta rusa. Sono una exclamación en toda la milonga. La misma del que ve que el acróbata esta a punto de no llegar después de un triple salto mortal sin red a encontrar su trapecio. El trapecio humano en la tierra esperaba a la muchacha para cerrar en el abrazo. Faltando una milésima de segundo se abrazaron y cerraron con una volcada clásica.
Toda la milonga estallo en una ovación prolongada.
La compañía gaucho grucho se fue con esa media corrida típica de los artistas de circo.
Al volver para retribuir las aplausos el bigotudo principal se tropezó con una chapita que sobresalía de la pista apisonada y se fue al suelo con los meniscos por delante. La musiquita circense seguía sonando mientras se iba renqueando.
- que pena. Haberlo hecho en un circo de verdad. O una milonga con piso parquet.  Si el principal se jodio a estos mas naides los va a querer - dijo Pipeta parafraseando al tango.
- La sabiduría popular acuño una frase adecuada a la ocasión: Lo barato sale caro. Aunque yo añadiría: No derroches tu arte en los tugurios. Les causa alegría el botellazo, son de placeres fijos y si algún macanudo te descubre después te estafa.
-Como esto se ponga de verticalizar se ponga de moda en las milongas...
- Porque es muy difícil. Pero hay algunos fantoches que andan encaminados y explorando. Todos
hemos visto alguna versión simple de esto y a veces por el borde de la pista.
- Uy, fíjese en sus discípulos chiquitos. Los del ballet los están  verticalizando a las trompadas.
-Y no tendrían que haberle hecho ojitos a las chicas. Y menos bajo los efectos del vino en caja.
- Yo creo más bien que el vino de caja esta haciendo efecto.
- Por lo menos siguen sus consejos. Se van a hacer romper la cara por una causa noble, el enamoramiento.
  Un rato mas tarde   luego de circunvalar la pista seguidos de cerca por los bigotudos gruchos, Calcio y Siniscalco  subieron corriendo por el terraplén sin pararse en el bosque de ortigas y desaparecieron en la noche. 
- Esos dos van a estar un tiempo sin escribir un verso. Les va a doler hasta el pulso.
- El oficio de poeta es de riesgo y el de joven no le cuento.
Brindamos por los discípulos, los principiantes, los que tientan la vida con la cara. Y después de agotar las dos botellas de Merlot salimos a bailar.

miércoles, 24 de octubre de 2018

EL POSIBILITADOR IMPROBABILIPASOS DEL MILONGUERO ALLANDA

Bruno Pureschef era un bailarín malo y lo sabia. Le apodaron ALLANDA una contracción lingüística que expresaba sus innegables falencias para el baile y su situación en la pista porque siempre bailaba  como al fondo y en el centro de un circuito extraño que recorría media ronda  con prisa y casi tropezando.
Su baile no Era. Un hecho irrefutable que prescindía de factores externos.
No se trataba de indolencia, desidia, enciclopedismo, soberbia o malos profesores. A pesar de sus 4834 clases tomadas y sus 5000 tandas ALLANDA no mejoraba ni entendía el elemental fuego de cobertura que la música debe dar al paso. Ante sus pies se abría el abanico infinito de posibilidades y como intentaba desplegarlo todo junto solo se lo veía como un borrón, una no-sucesión compacta saltando lejos del compás y sutileza.
Que en los ratos libres del trabajo farmacéutico, entre las lecturas de Mecánica popular y Lupines el hombre creara pasos ayudado por una escoba no ayudaba. "Si voy por acá y hago un ocho quedara buenísimo" se decía convencido del paso arriesgado y nunca visto que al llegar a la milonga no podía aplicar por las leyes de la física, de la gravedad y el imprevisible factor humano.
"Ah. Si tuviera un armario atemporal donde meterme y practicar pasos hasta que me llegara la sabiduría. Si todo el presente me pasara por al lado y yo pudiera llegar a dominar todos los secretos del tango sin que afuera pasara un solo segundo. Si el armario me mantuviera joven...Ah." decía.
Y mientras los demás cubrían toda la pista bailando  ALLANDA hacia su circuito limitado en las sombras, lejos de la puerta y de las luces.
Una noche bobaliqueaba al lado de la pista calculando cuanto costaría dar un giro en la gravedad de Marte  cuando vio pasar al Toto Flema abrazando  a una de esas criaturas milongueras  que bailan extendiendo su belleza al movimiento. En un segundo vio sus ojos semi-cerrados, la delicada curva de sus labios y su figura, el grácil movimiento de un mechón que eludia la cara del Toto y parecía volar con cada adorno frágil y sugerido de sus piernas firmes. Vio el delicado juego de los músculos en la espalda y el trazo de las manos acunando.
 En ese segundo Bruno Pureschef, ALLANDA  supo con el cuerpo todo estremecido para que había venido al mundo.
Se dijo: "Es ella. Mi corazón lo sabe."
"Tengo que abrazarla en la pista. Tengo que bailar. Saber como es ese cuerpo en contacto con el mio"
 Y luego: "Se ira sin siquiera recordarme porque bailando soy un queso."
Como canta Castillo Salio a la calle desconcertado. Sin saber como volvió a entrar. Fue al baño a preguntarle a los hombres sabios. No  vio ninguno sobrio.
Faltaban tres tandas para la Cumparsita final. Podría haber bailado con la torpeza como pretexto para una conversación posterior y  acaso la promesa de una cita. Era un tipo normal enfrentado a una situación normal.  Pero su mente soñadora,  tapizada por las lecturas científicas y los miles de pasos mal hechos no funcionaba así. De algún modo conectó todo un pabellón de neuronas sin iluminar y  transformó a un hombre común  en un genio eventual.
Inspirado y bajo presión  Allanda tardó exactamente dos tangos y medio en inventar un artilugio que posibilitara el encuentro y el baile.  Lo armó con lo que tenia a mano: una moneda de cinco céntimos, el numero de la entrada, un espejo, medio chupito de Wiski, un circuito integrado que llevaba en el bolsillo, cuatro piezas de su móvil, un alfiler,  un chicle mojado en vino, cinta americana y la voz de Podesta en Alma de Bohemio.
Así de desesperado y solitario se sentia.
Habia inventado el Posibilitador improbabilipasos.
Un artilugio capaz de volver ciertos sus pasos imposibles.
No era un objeto  elegante pero funcionaba. Canalizaba el poder de la mente ALLANDA  tajando  en vertical la realidad en la juntura entre dos baldosas. Abría  continuos paralelos en donde tiempo y espacio se ralentizaban hasta el nano-compás y los desplegaba en presentes sucesivos. Era un no-lugar colgado  a una ausencia por un chicle extendido entre un sonido y otro donde hacer probables todas las imposibilidades hasta transformarlas en certezas.  Hacia realidad todos los casis y los simplificaba en un diseño elegante que iba de lo verosímil a lo verdadero.
Para que se entienda Allanda había creado un espacio de realidades bandoneón en donde se alojaba la misma pista en versiones que se iban depurando hasta llegar a la ultima en donde todos los sucederes eran perfectos. ALLANDA puso en marcha su artilugio, cabeceo a la peor bailarina de todas y salio a la pista un paso atrás de donde había colgado el posibilitador improbabilipasos. Si sus cálculos eran correctos su cadencia impracticable iba a llevarlo hacia la perfección y hacia la muchacha justo cuando terminara la tanda. Sonaron los primeros compases. Abrió al centro y mal. Llevando a su pareja por delante avanzo hacia otra pista que era la misma. La cualidad del abrazo, la cadencia y la elegancia se le fueron agregando a medida que dejaba atrás presentes sin agotarlos. Sintió como su cuerpo iba adueñándose de sus otras versiones notándose cada vez mas diestro y armándose de confianza y sabiduría. Experimentó el raro privilegio de ver como sus chapuceros pasos se transformaban el un baile inolvidable. Abrió y cerró los ojos, viendo caras diferentes, perfumes distintos y abrazos cada vez mas afines. Se dejo llevar, sintió su corazón y el corazón de su pareja, percibió todos los matices del movimiento y la conexión. En tres minutos se bailo todo un milenio. Y cuando sonaron los últimos compases sintiendo el calor de la muchacha que lo habia llevado a la grandeza giro en una vuelta insuperable y cerró magnifico reteniendo el calor de ese  cuerpo soñado  muchos, muchos minutos.
Cuando abrió los ojos estaba abrazado torpemente a la mala bailarina con la que había empezado.
El posibilitador improbabilipasos había dejado de funcionar. Al igual que su mente.
 O por ahí se había pasado de largo.
Manipulo nervioso el artilugio sin acceder al portal pegado con chicle a la ausencia donde la juntura de las baldosas solo tenia polvo. Perdió mucho tiempo saltando adelante y atrás mientras los de la milonga desarmaban todo y la muchacha se iba.
A veces basta con una sola idea inspirada, una palabra. O un gesto.
A veces la genialidad no alcanza.
Los hombres sabios se lo llevaron a un bar cercano y el posibilitador termino en la basura, junto con los vasos plásticos, los repulgues no comidos de empanadas y los sueños no cumplidos.
Si van por las milongas les dirán que  Allá anda ALLANDA. Esperando.
Se lo suele ver haciendo aspavientos cerca de la ronda con algún artilugio que no funciona en la mano.
Y aunque baila mejor sigue girando al fondo.

martes, 23 de octubre de 2018

LA VIBRACIÓN DEL MILONGUERO TENSO - Por Catulo Bernal

Me gustan los Tango Maratones. Flota en el aire una concentracion particular que prescinde de los códigos y lo pre establecido. Si viene mucha gente de afuera y los locales se quedan en las milongas habituales, uno  puede sentirse un poco turista  en su ciudad y confundirse en anonimo abrazo con los maratonianos. Si los de siempre se integran,  juegan a sacarse el habito y se distienden mostrandose en horarios diurnos como si milonguearan de entre casa, con zapatillas y en una version menos solemne. Se toman en serio su version pret a porter milongueridad. Quise llevar ese desdoblamiento al maximo invirtiendo unos dineros ganados por textos en cultivar otra personalidad.  Prescindí de ritual y viernes en el "Oriental" dejando a los muchachos la mesa milonguera y a Diogenes Pelandrun, el filosofo mi habitual comentario. No importan la edad, la gravedad y las medallas que te cuelga Ego. Segun Diogenes Pelandrun, algunos días no "ser" es la mejor terapia para el alma. Como escribe Gaiman, a veces es preciso ocultarse en otra apariencia para burlar la atenta vigilancia de los dioses y hacer planes. Estamos acostumbrados a pequeñas imposturas. Somos diversas facetas de lo mismo y resaltamos esas facetas, dependiendo del interlocutor, la ocasion o el momento. Yo no tenia malicia ni las ocultas intenciones que algunos ejercen con cinismo y en ocasiones para toda la vida. Solo queria ser "otro" un fin de semana. Me desvesti de Catulo  y poesia despues del desayuno y  me afeite el bigote Daliniano quitandome diez años de  solemnidad. Fui a una peluqueria cubana donde me tiñeron las cejas en rojo - lavable -   plancharon mi melena Eisensteiniana y le añadieron una extension en forma de trenza roja. Me puse un pañuelo pirata,  unas gafas sin aumento compradas en la farmacia, una camiseta negra con la cara de darienzo que me trajo el amigo contrabajista Beto Capriotti, unos pantalones que eran medio gimnasia y medio gala. Y luego de Practicar el personaje utilizando los consejos de mi compañero de piso y actor Mario Crotowski me fui a la Barcelona Tango Marathon organizada por los amigos Jordi Buges y Elvis Arsic en el polideportivo del Clot.  Si los otros  compañeros  artistas del Hotel Tenebrario donde vivo  me vieron con mi apariencia vikinga nada comentaron. Cualquier vestido es valido para el sustento o la diversión y estan acostumbrados - igual que yo - a las apariciones.
 Necesitaba recuperar esa vieja sensación de ser ridículo en la misma piel, pero en distinto tipo
O ver el mundo desde la variación.
. Cuando llegué al polideportivo la tarde bullia de actividad y gente. Me confundi entre todos presentandome como Roberte Lem, recien nacido y ciudadano de Bernalia.  Me pasee con mis zancadas largas  y mis zapatillas de practica color azul-celeste por el cuadrilatero de la ronda cercado al fondo por los puestos de ropa y complementos,  la mesa de las musicalizadoras,  la gigante barra que ocupaba casi todo el largo de la pista  suministrando combustible solido, liquido, natural y alcoholico a los maratonianos y ls gradas de la entrada, donde habia mochilas, zapatos y algunas mesas  donde los asistentes descansaban, conversaban o hablaban de sus milongas usuales.
 Mis pintas nordicas no desentonaban. Una Tango Maraton es un babel de vestimentas, estilos y personajes.
Cabecee. Baile ligero, pero lento. Tome  líquidos energizantes y alcoholizantes. Procure sacar  a aquellas muchachas que me parecieron ostensiblemente extranjeras. Seguí los ritos del desconocimiento farfullando un idioma inventado.  Actué. Entable diálogos irreales llenos de gesto y lunfardo erróneo. .Si se dio el improbable caso de una conversación en español, torcí la boca y el timbre de voz y luego de soltar jerga inventada acabe la frase con un "No entiende" a caballo entre una entonación polaca y el ingles pesado de un americano  subido de copas.  Me divertí mucho.
Era uno mas en la pista.
Cuando uno baila sin enseñas, sin ego ni pasado su patria momentánea es ese lugar grande o pequeño, que al cabo de unas horas deja de ser una balsa a merced de las olas y transforma a los asistentes en compañeros de ruta, a los desconocidos en amigos, a los abrazos en chalecos salvavidas.
 Cambiaron las luces del día, las percepciones. Las caras eran las mismas, pero otras. Hasta el mismo lugar cerrado parecío mutar con las horas. Aprovechando una clase de chacarera   acompañe a un grupo  a tomar unos bocadillos y cerveza. gesticulando en Bernaliano. A punto estuve de volverme Catulo cuando me cobraron.  Aprecié la belleza y simpatía de las muchachas largando piropos ininteligibles. Hice chistes que los muchachos festejaron sin entender. Mientras ellos iban a su hotel  me fui a duchar al Tenebrario cuidando no arruinar la trenza y sin echarle agua a las cejas.  Cambie la camiseta por una camisa con motivos florales de Igor Sodisnki el pintor de las abuelas de cementerio. Me puse unos pantalones de cinco pinzas  rojo que compre en una subasta al museo de las Glorias Milongueras y con un chaleco negro de fino cuero volví al polideportivo que en las sombras de la noche parecía   un ovni, por la iluminación de leds que cambiaban de color ambientando el predio con precisa sugestión.
Los nuevos amigos saludaban contentos a Roberte,  ecodiseñador y Fresediano.
Hable, baile. Me deje ir.
Felíz,  acaricie la idea de dejarme caer por alguna milonga de las de siempre con mi apariencia. Era sábado noche y los locales igualaron en numero a los visitantes. Mucha gente. Mucho entusiasmo. Sin el bigote y sin el traje, sin la aureola del verso en la palabra  ninguno me reconoció. Era un nadie, un dominguero, un extraviado, un Cowboy de medianoche.
Cada pista y cada noche de milonga tienen su vibración, su aura. Una vibración colectiva que comienza en cada bailarín y cada abrazo reflejando el tono general. Esa vibración es espacial y fluctúa con el animo personal de los que bailan y los que esperan.  Obedece a factores emocionales y a inasibles conexiones entre los átomos que nos forman, a los que hay que sumar el trabajo  del musicalizador, el esmero del organizador junto a su personal y a las expectativas de los asistentes. Si hay buena energía en la ronda se dan ese tipo de noches en que uno puede quedarse sentado sin hablar, mirando la evolución de las parejas en la pista, la belleza del movimiento, la imperfecta forma de resolver lo que podria terminar en un encontronazo y por la improvisación  contenida de todas las parejas no rompe la armonia. O salir a bailar todas las tandas sin descanso.  El tipo de noche inolvidable  que discurre con amabilidad y sin presiones en el que todos vuelan y sufren al escuchar al musicalizador pregonando "Ultima Tanda"  En el otro extremo estan esas noches llenas de bailarines que solo quieren mostrarse y tensionan la pista con egoismos. La vibracion del milonguero tenso dispara a los silencios, vuelve frenético el disfrute. Se traslada de pareja a pareja y parece que todos van huyendo en vez de bailar. El milonguero tenso  corta la fluidez y priva a la pista del reposado paseo de los cuerpos conversando con el alma. Hablo de tension por tecnica, por querer exhibirse, por intentar una competicion sin comunicacion en donde cada cual baila solo.  Por un juego de seduccion mal entendido o por simple interes romantico o  sexual. A veces un solo milonguero tenso va modificando el ambiente y la ronda sin que los demás puedan devolverle cordura. Milongas de las que uno se va temprano, insatisfecho y vacio. Aquel sabado hasta la una de la madrugada experimente la delicia y el delirio  bailando con una mujer China que ponia todo su calor en el abrazo sin desentonar con sus muchos adornos y con otras desconocidas que me dejaron momentos imborrables. Por el azar y la deriva del paso cerramos muy cerca de otra pareja. Ella estaba de frente y cuando abrio los grande ojos la reconoci. Habia sido la novia de Pastura, aquel al que tragó el corazon de las tinieblas milongueras. No la habia vuelto a ver desde que le entregue sus objetos personales. Yo habia querido encontrarla en las milongas y ahora estaba ante mi. O mejor dicho ante Roberte Lem. En ese segundo que va de un tango a otro parecio que penetraba mi impostura mirandome directamente a los ojos. Por caprichos de la tanda comenzó a sonar "Una vez" baile, pero ya estaba sumergido completamente en la vibracion del milonguero tenso.Tantas noches buscando a aquella mujer y ahora que la veia desde mi apariencia estrafalaria el habito Bernal, su poetica y su pasado  me alejaban de la buena energia. Lo supe al terminar la tanda. La tango maraton estaba hasta los topes y plena de vida  y buen tango.
Me deje ganar el cabeceo tres veces. Tres tandas pasaron y yo bailando sin disfrutar, alejandome del tono de la ronda.
Seria presuntuoso decir que mi sola tension bastaba en una tango maraton tan concurrida como esa para modificar el ambiente.
Pero sentí la vibración en mi. La discordancia. Abajo de Roberte no estaba el uniforme de Catulo. Solo habia yo. Y la ocasion perdida.
 Si me tomaba el metro y me vestia de Bernal llegaria a tiempo para encontrarla? Y en el caso de llegar a las ultimas tandas podria encauzar nuevamente mi vibracion? Supe que no.  Catulo es un maestro de los destiempos y los desencuentros. Tendría que haberlo traído con una muda en la mochila. Y un bigote postizo.
 Cruce el parque con mis zancadas un poco más cortas. El polideportivo bullia de color y milongueridad de la buena.
Con  el regreso por delante entré en  un bar, pedí  una cerveza y me dieron el litro que reservan a los turistas alemanes.
Tendría que haberme sacado la trenza. Los ultimos dedos del jarron los tome calientes.
Al otro día volví a las tres de la  tarde a ver si encontraba a la muchacha de los ojos grandes, parado en el centro de mi eje Catuliano, con la chaqueta,  poesía al hombro y un cansancio resacoso encima.
 La pista estaba llena. Algunos apuraban las tandas o descansaban al lado de sus maletas para volver a sus ciudades y milongas habituales hablando de lo bueno que había estado todo. De lo bien que lo habian pasado.  Saque a bailar a las mismas muchachas. Sin el toque Lem el baile me pareció soso y desabrido.
Un tecladista se puso a tocar tangos y valses que sonaban a Chopin. Mire a ver si acaso.
Pero no.




domingo, 23 de septiembre de 2018

Un desfile de modas milongueras en "El Oriental" - Por Diogenes Pelandrun

No soy Catulo Bernal. Se fue de maratón y los muchachos tienen pesadez mental. Tampoco soy corresponsal, ni hago tratados de filosofía. Si este escrito sale mal o bien es cosa tuya, del momento, la compañía o los estimulantes. Pelandrun.techne.sabiola.org.  Completen mis pensamientos con una generosa donación o un encargo. Este mes Heidegger con doble queso y Spinoza picante en oferta.   Cargo combustible en mi tangomovil ex amor del cura  exorcista y paso a buscar a Piton Pipeta, El Indio Martin(El caballo Corsini anda de vacaciones) y el Pibe Pergamino por el Bar "Roñoso" donde pierden dinero y charla mientras los ceban con la bazofia etilica que los Mamerces llaman cócteles. Como me doy cuenta que no llevo papel para anotar le robo a un cliente repelente un  ídem de Bucay con muchas paginas en blanco y margen amplio. Bolígrafo si llevo. Es necesario para las carreras y los romances. 
En la milonga-descampado la gente baila esperando un "Desfile de modas milongueras" anunciado en cartel. Para dar brillo al asunto hay sillas, mesas y menos espacio entre las habituales. Hoy no hay futbol. Biaggi´s versus Fresedo boys no disputaran el ansiado  barril  portátil de cerveza. En algún lado tenían que poner el camerino. Rearmaron La vieja carpa del circo Papelito, hogar de los gatitos barriales. Algún milonguero asoma el ojo tanteando carne. Mañana tendrá trabajo el oculista.  Riquelme, el dios de los negocios ha destinado el ring de los "Titanes de la milonga" a la prensa especializada: La Busarda, Tangolandia y Cosos Milongueras ocupan mesa y atención. Sobre cajones de verdura tienen sus trípodes  los fotógrafos B.J Tango y un A.F.A . (Asociacion Fotografos abrazeros) Hasta hay una cámara del programa Tangüachos...? Para compensar  Los "Titanes" comen tarta de matambre con sangria en balde, regalo de la casa.
 Los que vienen al desfile avanzan  sobre una alfombra plástica Sigurd para no pisar el campo.
 Nuestro pan, el balde con el Chardonay frío y el potecito con la salsa criolla a medio llenar estan bajo el limonero, en nuestra mesa achicada.Llega  la picada de milanesa napoles con su pileta de papas fritas. La mesa de al lado esta muy al lado. Pidieron "coc au Vin" sin saber que los platos gourmet los hacen en microondas y ahora nos están envidiando. Creo que toman  te con jengibre, repelente eficaz contra el borracho agrio.
 Los que bailan se empeñan con entusiasmo, nunca se sabe cuando te cortaran la tanda.
El baile nos dura dos copas  y media bandeja. Los bailarines abandonan la pista y se acomodan en las mesas, Los camareros toman pedidos. Mis amigos conversan. Como no soy poeta transcribo literalmente.
- Riquelme y sus negocios. Si hubiera traído a Corsini le ponían pañal.  Hay chicas lindas que viene al desfile. (El Indio)
-Mientras no me corten la milonga que hagan todos los desfiles que quieran. Pero Firpo es sagrado (P. Pergamino)
- A Martita le hubiera gustado venir. Si este abriboca de Riquelme hubiera promocionado antes por ahí me salvaba de la función de Don Juan II en el teatro Cascarita (Piton Pipeta)
- Sin olvidar al noble precursor de los desfiles, el ilustre Engolfa Moda, que sentaría las bases de la estupidez variable para las generaciones venideras ( Pelandrun.Techne.sabiola.org. Pidan la fainá Witggestein.  El tractatus con olivas me salio igualito en la mirada.)
Si se preguntan como puedo trascribir literalmente es porque traje una grabadora digital. A veces pongo grabaciones de la milonga en la pizzeria cuando quiero vender mas empanadas o sale el tostado de chorizo..
Y el libro de Bucay, Pelandrun?
 El libro es para anotar pensamientos para lelos;"Biografia de una idea de inodoro" de próxima publicacion. Pelandrun.techne.sabiola.org. Delivery de masas y explicación de dudas.
Sale un tipo fajado con la banda de una reina de belleza y  una chaqueta color armario humedecido. Se presenta como jean Frappe y "ya sin mas, agradeciendo la buena voluntad de los tangueros,  vamos a comenzar este primer desfile de modas  milongueras auspiciado por "Modistos Milongales y revista frufru" Quiero ese material literario en mi local.
Sale la primera pareja primero a la par y luego formando el abrazo  medio caminando, medio intentando hacer 1 (un) solo paso por toda la ronda. Se nota la clase. La única clase que les pagaron con un profesor amigo.
  Los modistos milongales no tienen idea del mundo de la milonga. Y es posible que tampoco del noble oficio de corte y confección porque los trajes se ven desparejos. Los modelos se abrazan con miedo y caminan  tratando de llenar la pista con la exageración. Tela y caras brillan. En el fragor de una tanda de milonga te quiero ver. Entre los pliegues, la postura y el mal baile es posible encontrar algo. Y a veces alguien.  Con lo lindos que son nuestros gorditos, nuestros esmirriados, nuestros vampiros del tango hinchados de orgullo y vida. Esto se lo afane a Bernal.
Un choripan, media picada de milanesa, dos sanguchitos, cuatro ocho chuecos y dos americanas después salen los payasos y desde las mesas de la prensa se oyen  gritos de placer.
¿Es posible sostener las tiras de un vestido con las trenzas del peinado? Si, si esta hecho con papel de diario de diseño donde se muestran las opciones de bailongo del sábado. Sospecho que el muchacho acompañante no va a tener mucho exito entre los fofisanos. Tiene un pantalón de cuatro pinzas terminado en vestido floreado y los tirantes pintados en el pecho desnudo. La que baila es ella. Por fin una.
Jean Frappe se acalora con el vino y presenta a otra pareja que lleva Un Gardel  y Una Margarita  a la altura el pecho. Si el abrazo fuera cerrado se entendería el concepto: Carlitos y Margarita besándose bajo las estrellas. Pero es un abrazo lavadora y el beso se queda en la intención, Hociqueando en el aire "Como amigos que se quieren bien"
Llega un flaco con una chaqueta rosa de músculos pintados para encontrar a  una rubia con un tocado de metal y una copa de vino blanco.  Al flaco le asoman sanguches de miga por los bolsillos. La rubia saca un hielo del sombrero y lo pone en la copa. El flaco le ofrece un sanguche sacado entre los mondongos. Se van valsando juntos. Frappe titula "Romance de barrio, tu alcohol y el jamón" Bravisimo.
  La siguiente pareja viene es para pasear bajo la lluvia. El vestido de ella son dos paragüitas unidos por un frunce a la altura del escote, un trozo de tubo flexible en la cintura y otro paraguas con vuelo para la falda. El lleva un ambo hecho con cámaras de neumático camionero y una camisa de cortina de baño Marilyn Monroe. Completa el cuadro zapatos de baile con cromo impermeable y sombrillita de cóctel en el empeine. Por exigencias del vestuario estos dos se van bailando una vuelta de chacarera.
No recomendado para Puglieses,  Disarlis. Ni milongas.
Los entusiastas de siempre aprovechan la música y bailan en el extremo mas lejano de la cancha.
El modelo que viene es para  tipos como yo, que no bailan. Un modelo rechonchon viene con la mesa incorporada y el otro en silla, alzado por cuatro figurantes con las manos haciendo de pistola, un ejemplar de - Habla Frappe  - "milonguero experto de copa en alto y visera que le permite una visión panorámica de la pista y los que bailan. Viste  pantalón de cinco pinzas cortado a la altura de la rodilla y calcetines con frunces y portaligas, ideal para las tardes de copete y las noches de final de campeonato. Observen el detalle de la prenda piernil en organdí con fotos de tanguerias de antes, llena de pintorescos concurrentes. Los zapatos espejado tienen un mini tablero con numero para puntuar.del uno al 10. Original, no es así? Quien no saldría con un modelito como este a deslumbrar principiantes? El de la mesa en oferta para grupos.
Mama, yo quiero un novio que sea milonguero, guapo y compadron suena en unisono.
"En cambio este modelo de pareja coreográfica es ideal cuando la noche viene movida y no tuvimos tiempo de probar la pista. Viene con un proyector virtual integrado que ante cualquier resbalón provoca una doble imagen falsa que despistara al publico. Ya me lo están pidiendo muchas parejas que comienzan sus giras montadas por familiares. Si.Si porque Modistos milongales tiene soluciones para todo" Este se ve que lo pensó alguno que vino una vez a ver alguna exhibición.
Los milongueros habituales hacen presión desde la cancha. Los fotógrafos intentan algunas ultimas imágenes. La prensa especializada tiene picores. La velocidad con que se desplaza una pulga por el aire es la misma que utiliza un tipo de muchos pasos y poco baile  para llegar de un extremo a otro de la pista.
Riquelme habla a Frappe. Frappe da por finalizado el desfile invitando a las parejas a bailar una ultima ronda por la pista. Algunas se rascan sin disimulo.  No hay que sacarle el hogar a los gatos callejeros.
Suerte que nosotros habituales tenemos el cuero duro.
El desfile termina. Yo también. Se me cansó la mano.
Dejen de leer y salgan a bailar que la noche viene potente.
Con permiso. Me voy a encontrar  la trascendencia. Pasame el chimichurri.
pelandrun.techne.sabiola.org. tenemos panna cotta Socrates. pero con menta y odiamos a los que dicen "Yo ya tengo la vida hecha."
Seguro que la compraron congelada y al ponerla al microondas se les ablandó.

martes, 26 de junio de 2018

CREASE O NO de Rintey

Durante los 42 años de su existencia el milonguero  Ramor Gastaldi, cariñosamente llamado Rintey por los amigos se dedico a la misma labor que Robert Ripley, el creador y dibujante de Aunque usted no lo crea. . Rintey, cuyo apodo se debía al perro de un conocido cuya característica principal era pisar sin gracia y con ruido baboseando la cara de quien tuviera cerca, fue recopilando estos datos y hechos curiosos en las milongas, donde para no dar justificacion a su apelativo  se impuso la labor de documentar todas aquellas situaciones, casos o experiencias irreales que veía en las pistas y aledaños. Siempre al costado de la ronda y con un pincel especial confeccionado con pelusa de pista descuidada Rintey ilustraba los "Casos increíbles" que solo el parecía captar en la multiforme noche. Acaso esa capacidad se debía en parte a la absenta de 80 grados que se hacia traer del bar "Limencia", en damajuana de tres litros. O quizá al compuesto base de su celebre  tinta especial de dibujo, un compuesto hecho a trementina y borra de botella cabernet, que los mismos pulperos o el personal de barra de los establecimientos bailables le proporcionaba.  Tal como Salgari  describía lugares donde nunca había estado, Rintey escribía y dibujaba sobre milongas de las antípodas sin salir de sus 10 milongas habituales, por lo que fue muchas veces acusado de falsario. A lo que el creador aducía con gesto pícaro  sorbiendo por igual absenta y tinta:"Que yo no haya estado no significa que no los vea" Aseveración fundamentada por sus frecuentes "Tandas de espíritu" manifestaciones inconcientes de un envenenamiento lento con probabilidad certificada de locura, que lo hacían retorcerse en medio de la pista tirando ganchos a la nada para posteriormente salir del trance con nuevas "Visiones"  Visiones que  le servian como  un  justificativo para su arte y su baile perruno. Conocida su fama, milongueros y bailarines de todo el mundo le enviaban material gráfico en forma de fotos, que Rintey publicaba con entusiasmo y sin verificar en periodicos o fotocopias,  llegando incluso a pagar por montajes fraudulentos hasta 400 dolares y una docena de empanadas. Hoy el ático sin ascensor  donde se lo encontró en final enrosque  es un museo visitado por curiosos o gente que prepara tango maratones en altura. Veamos algunas de sus "Casos increíbles".

Las mujeres de la milonga Sucuchape, de Bombay pueden saber quien baila bien por el olor corporal. Se trata de un habito de supervivencia trasmitido de generación en generación.

El señor Pascual Casenave tiene el record de intentos de secuencia completa en una milonga. Por desmemoria y obstinación estuvo obstaculizando a todas las parejas durante 1 hora y media con la misma compañera, hasta que le salio algo parecido a lo que sus profesores le habían enseñado.

Zapato charol donde se ve la cara de Di Sarli .  Resiste a todo lustre. Y algunos fanaticos del musico le han hecho un altar modesto que se ve desde la puerta de la borracheria "Dalmacio"

En Los baños de Milonga Tancredo hay una mancha de orín con la cara de Gardel. Dependiendo del día los concurrentes dicen que se ríe o canta "Criollita decí que si"

En Grudicne hay unos mellizos siameses unidos por el brazo cuya habilidad para el tango salón esta comprobada.  Aunque  se arreglan bien para bailar tienen algunos problemas para el cabeceo y la elección de tandas, pues Jordo es fanático de Tanturi y posee una musicalidad excepcional, mientras su hermano Tochrio prefiere a Pugliese  y se recrea en los silencios.

Las medusas de las Islas Andaman tienen un curioso ritual de apareamiento que recuerda una ronda casino perfectamente sincronizada. Los ejemplares que no llegan a cerrar a tiempo son aislados y frecuentemente se los ve en los arrecifes de coral, matando su soledad con efluvio de anémonas.

En la película de 1956 "Tango del submundo" sale 52 veces un extra con la cara del Tigre Arolas bailando orillero. Se dice que el extra es en verdad el fantasma de Arolas que viene a puntear a los vivos en el tobillo, con sus taquitos finos. El rumor se origino en la milonga " Cine Brasil" donde la cinta es repuesta  con éxito semana a semana  desde el 75 y la media de machucones duplica la de las milongas normales.

El señor Urso Mudrañes tiene el record de disociación extrema permanente desde 1996 hasta el 2003.

Los jóvenes  del pueblo Grundetr en Siberia se casan con las mujeres que rechazan su cabeceo.  Para asegurarse su amor, los muchachos se adornan con gorros pimpollo que simulan ojos desviados. No se sabe bien de donde viene esta curiosa costumbre pero parece asegurar la bonanza a la comunidad.

Cuando un niño de la etnia wurieen nace se cree que pequeñas criaturas feericas las regalan un adorno y el nombre que lo acompaña. El apellido les viene del tango en el que fueron concebidos. Así es frecuente encontrar adultos Wurieen que se llaman gancho Trenzas, Sanguchito Labandoneynosabia o Sacada Lacachila.

La milonga mas pequeña del mundo se hacia en el baño sin puerta del bar Tranfur, de Slauchsen. En ella entraba una pareja y duro un año, hasta que los echaron por no pagar el alquiler.

En la Antártica, en linea con el monumento a Shackleton hay un zapato 40 que recuerda la fallida gesta de la expedición de cayengueros  De Tito Pompon, que intento cruzar la Antartida bailando Re Tin Tin.  La empresa duro media hora por la traicion de los perros que portaban la vitrola.


continuidad de los "Sin Parquets" - Por Catulo Bernal

"Puede que Riquelme no vuelva. perdido en misticismo en la montaña.  Pero Milonga El Oriental debe hacerse. Ya no estaran los trucos publicitarios para atraer a los abribocas, los telones con polvo de estrellas ni los focos  que iluminan las luminarias preferentes. No pasara el tren turístico de la milongueridad con su cargamento de bacanes subidos en los caballitos del carrousel tanguero. Tipos y tipas  que salieron esta mañana de una milonga en Ankara para sellarse el pasaporte, pasaron por Paris para hacerse la foto  y a la noche estaran  bailandose un par de tandas aderezadas por sauerkrats y riesling en Franfurt para seguir bailando al amanecer despues de haber desayunado onigiris en el Tsukiyi de Tokio.  Volveran las locomotoras agonizantes y los trenes de carga perdiendose en la noche  No estaran  los reclamos publicitarios del baño en el que un delincuente grafico habia pintado a  Tita Merello como un bombon siliconado y plastico,  a Discepolo  como un rufian de sombria apostura Deloniana   y al gordo Troilo como el hombre fuerte del circo acunando un bandoneon como si fuera una pantera. No habra  toxitangos ninjas tirando sus tarjetas de clases y servicio sobre la concurrencia o arruinando compases como si torearan.. Puede que incluso no tengamos las pantallas panorámicas en donde todas la parejas se marcaban coreografias en  futuro. con vestuario de cuero semierotico. mientras letras furtivas anunciaban tanda, orquesta y contingentes. Ya no estaran las mesas de diseño hechas con cajones de manzanas de diseño por artistas cuyo concepto del arte ha perdido el arte hace tiempo ni  las chapas de "Reservado" en fileteado estandar a impresora 3D. Tendremos que conformarnos con las mesas de chapa bolichera llenas de oxido y tiempo que ni las  fondas de foquito amarillos colgado de un cable quieren. Con puertas  durmiendo su historia sobre caballetes. Con sillas rescatadas de hogueras de San Juan en el 75 rellenas de algodones desechados por separados conyuges. Con muebles venidos de mansiones, mudanzas  y genealogias  extintas de mascotas. Con tablas de asados palimsepstos y plato de losa bajo comida suculenta y sobre papel blanco fijado con tachuela a los tablones. Con Cds o discos en sobres con dedicatorias  y bafles con los bufers saturados. .Y que? pregunto yo. Sera por eso menos Oriental la milonga, ahora que el universo nos desdeña y los matones del Consorcio Internacional Milonguero con su imperio sin alma y sus emporios baratos  se han ido sin cobrar los prestamos mal habidos?   Lloraran los nuestros su abandono ahora que por fin se bañan en la sanja con el cuerpo desnudo, que chapotean en el lodo de la milongueridad furtiva? No son acaso nuestros bailarines de la raza de los  "sin parquets" orgullo y enseña en otras pistas porque pivotan en suelo de tierra apisonada y salen caminando intactos entre los restos arqueologicos de los primitivos asentamientos del potrero? No son por fuerza mejor en los compases cuando ni el sonido monocorde de los trenes que pasan por el terraplen perdiendose en la noche los distraen en su musicalidad? No se ganan su lugar en la pista a fuerza de esquivar a los borrachos que hacen rueda  de penas sobre el poste central y a los curiosos que viendo como los  "Titanes de la Milonga" se ganchean los mondongos y se parten el lomo a sanguchazos  hunden hasta media pulgada su humanidad en la pista? No son duchos esquivando el pelotazo que sale desbordado de la canchita del fondo lindante al bosque que limita la llanura y en donde los Puglieses justan perpetuamente contra los Disarlis para luego fundirse en pancho,  choripan, cerveza y futbol del pasado en la esquina - las esquina más cercana que queda un poco lejos - hasta la madrugada? Quien que hubiera bailado en esta pista iluminada por las guirnaldas navideras de una infancia remota se iba a enojar porque nos quitaron los fantasmas de lo nuevo pegados con cemento de contacto y cinta americana? Porque les digo que venir todos los  viernes a milonguear. A atiborrarse con las picadas, las milanesas, las asaduras, las delicias culinarias que amorosamente cocinan las damas orientalinas y los chefs que no saben que son chef,. A regarse el alma con cabernet aspero, medoc espeso y chardonay sedoso, a congelarse el seso con la casata y el almendrado casero. A dejarse la vida entre las chapitas de botella  y el fin de semana cuando toca la Tipica Sandokan o la orquesta cachiporri. A mantener el estilo y la postura, los pantalones y los vestidos sin una sola mancha cuando el loquito Piazolla pone sus frituras con orquesta. A  esperar un amor o su ausencia, pero tragicamente y con dolor sentido. Todo eso mis amigos, vale mil veces mas que salir a cazar tigres de felpa  con zapatos bicolores en selvas de carton. Pisar a tierra en la tierra es como mil naves quemando su destino e incendiando la noche y lo prefiero  a un solo trasatlantico hundiendose sin luces en el agua de mar con alma de frapera..  Pisar a contra historia  casi todas las tandas es mejor que hacer la caminata de boutique con ropa de afamados ladrones, para pegar la foto en el empapelado hecho de poses y para que los babiecas se pregunten No es ese?
Vamos a cortarnos la cabeza cuando la resaca del Oriental es paralizante, poderosa, incapacitante y adictiva?
Vamos a dejar que nos avasalle la adversidad ahora que todo lo que tenemos cuelga de nuestros hombros y los papeles con las instrucciones ya no se leen de tanto desdoblarlos?
Somo la mancha y la deshonra, el pariente mugriento que en las bodas ponen cerca del baño, los que afean la certeza con sus dudas.
Si no nos Robaron el pasado. Tampoco nos robaran el futuro. Milongueros aguerridos de la unica Milonga del mundo en potrero a noche de fin de semana abierta. Nos espera la gloriaaaaaaaaaaa!!!
El hombre con la cara tiznada como un antiguo celta recibe la ovacion del pequeño grupo que sobre una mesa improvisada apuran los restos de una raviolada con mucha salsa y queso, los tenedores y cuchillos pinchando el aire enardecidos.
Bajando por el terraplen se ve un hombre con una chaqueta roja destrozada por la inclemencia. Lleva el pelo agarrado con un pañuelo, un baston y una alforja.
En la chaqueta aun se lee  un bordado que dice " Milonga del Oriental" organizador
Dice:
-   Mocito Taura, Zorro Gris, Pipistrela. Que hacen escuchando a Catulo Bernal  sin trabajar. Que es es todo este alboroto de Lusiardos? Donde esta mi Milonga? Que hicieron con las reformas y las cositas que nos prestó el Consorcio Internacional Milonguero?
- Eh... Riquelme. Ahora le explico.
Pococho! Pococho!
En cuatro horas comienza la milonga.

Tangabasis - la retirada de los 10 - Comentario de libros

¡El Croto ha vuelto, el Croto ha vuelto!  gritan los freaks por las calles. La editorial de la extravagancia, el mal gusto y el escritor pudiente de buena familia. La que organiza fiestas editoriales para que sus engendros se conozcan y se amen, lo ha vuelto a hacer. En esta ocasión el resultante es una farsa histórica, copiada, corregida y mal pegada de aquella famosa Anábasis, en donde el historiador y general Jenofonte narra la retirada de 10000 mercenarios griegos atravesando 4000 kilómetros por territorio enemigo hasta llegar a su patria. Pero vayamos por partes que hay mucha pinza en este pantalón y la plancha esta caliente.
El autor es, como no podía ser de otra manera, un amigo de la casa, un socio, favorecedor o incluso amante del editor Dalmacio Ganci. Escribe como  Jenofanes Fronte y el mismo Ganci lo prologa entusiasta definiéndolo como un «historiador ameno y costumbrista que nos ha legado dos volúmenes imperdibles E.345  y E.368 catalogo El Croto: CUENTOS HISTÓRICOS PARA IDIOTAS VOLUMEN 1 Y CUENTOS HISTÓRICOS PARA MAS IDIOTAS VOLUMEN 1, curiosos libros de anécdotas de infancia de personajes menores de la historia que ya han hecho las delicias de nuestros lectores en kermeses y copetines bailables». Lo cierto es que estas severas  infracciones publicitarias se han transformado en un éxito y le pagan  a Fronte  sus deudas e incluso un curso de escritura creativa en medios de transporte. Con respecto al libro que nos ocupa nada nos cuesta imaginar la escena. En una de esas kermeses aludidas  algún espabilado suelta al aire la frase: Vos que sos historiador, ¿Por qué no adaptas la Anábasis de Jenofonte a los ambientes milongueros? Una vuelta de tragos mas tarde es demasiado tarde para volver atrás. Dalmacio Ganci o el consorcio que responda a ese nombre  ha encargado el «arte de tapa» y hay un plazo de entrega que se gasta en cócteles. Días mas tarde los diez mil griegos llenos de dudas y heridas han perdido 3 ceros y se asemejan  a los pandilleros de la película de Walter Hill The Warriors, adaptación de la adaptación de Sol Yurik. ¿Para que leer al griego aburrido ese? Ganci comenta: Tengo ganas de editar el libro, pero antes muchachada hagamos un evento editorial con vídeos y tertulia bailable. Doble sesión: Porkí´s y "The Warriors. Los diletantes del papelón  saltan de entusiasmo. Palomitas y vídeo retro. ¿Cómo no se nos ocurrió?
Metele que son pasteles. No quieran saber que libro saldrá de la otra película.
 Si los 10000 griegos tenían que remontar el Tigris y atravesar armenia asediados por  los naturales hostiles, los 10 a los que alude el titulo son  milongueros contratados como taxis para un festival en  un pequeño pueblo de provincias llamado Merluza seca, festival que las autoridades suspenden a a las tres horas encarcelando a su organizador por Fraude. El festival queda lejos, y los 10 han pagado una combi particular. Abandonados por el chofer que alega un desperfecto. y se va a gastar todo el pago en el casino, los 10 tendrán que huir de bandas exaltadas de milongueros a los que repugnan sus pasos coreográficos,  asistentes normales que los confunden con gente de la organización  y quieren restitución de dinero, bandas juramentadas de señoras  que no han bailado en toda la noche, ignoradas por los taxis que incumplían su trabajo y piquetes de Merluzienses descontentos por los malos modales de  los milongueros en general. Con estas piedras el mapa no se vuela. Pero cuesta, cuesta.
Si al principio del libro había alguna semejanza con las peores páginas provincianas de Soriano, a la mitad, las mismas páginas que se gastaron en recrear el rusticismo de pueblo y naturales valen lo mismo que el papel higiénico. La trama se transforma en una sórdida descripción de escenas de combate con zapatos, piedras y animales arrojadizos. Los grupos  en discordia adquieren el sesgo de pandilleros a los que las madres le cosen la ropa para que salgan a hacer el vándalo. Atrás quedaron los soliloquios, la pampa llena de milongueros sin consuelo bailando tandas con tangos mal silbados, la tristeza del parquet lustrado y casi sin marcas.  Los 10, sin dineros ni recursos, habrán de buscar un tren u otros medios de transporte que los aleje de las violentas bandas que son descriptas con el celo de un diseñador de modas: Jubilados del honor,  Las Caricias en la nuca, los temibles de Donato, La banda plancha, Los repulgueros del infierno, Las nenas malenas y Los cabeceadores bizcos, son solo ejemplos del delirio etílico del que suscribe.   Reproduzco aquí un par de párrafos.
«—Pero si nadie responde por este festival pulguriento, Van a querer amueblarnos la jeta a zapatazos— El Nene grisines se ajusto la vincha y junto dos piedras que metió en los bolsillos del chaleco.
—Mientras vengan con cromos no hay problema. Le prometí a mi vieja estar para los ravioles del Domingo. Y yo siempre cumplo —le respondió desdeñoso el caudillo Anquises Vargas, un autentico luchador del estilismo». 
«Estamos buscando a diez coreógrafos que se hicieron los vivos en las tandas. Queríamos invitarlos a probar una buena salsa criolla rojita y sin tomate. Difúndanlo por los garitos y si los ven vayan preparando el tuco. Cambiando de tema, queridos oyentes de radiotango, ¿que le parece si escuchamos a Vargas D'agostino con Señores yo soy del centro?  Después viene Silvano Grisi a dar cátedra de códigos tangueros»
 
«La profesión de taxi es honorable. Antes nos jugábamos la vida y los huesos bailando con gentes que tenían cadera de titanio y orejas de gutapercha. Los taxis de ahora, lo único que quieren es ganar la plata fácil. Bailarse una o dos tandas por noche de obligación y después van sacando a las mejores de las que no bailan. ¿Y porque no bailan? Porque los señoritos bailarines cada vez son más exigentes, sin esmerarse en la técnica. No aprenden. Escudados en su inferioridad numérica no progresan. Pero te digo che, milonguero bolichero. Algún día las pibas se van a rebelar y entonces sí que vamos a ver marotes con más cráteres que los de la luna —apuntó el veterano Jason Cashmiri mientras oteaba el horizonte en el que ya se veían remolinos de polvo y la vanguardia de los temibles musicalizadores con gangrena».
"El problema no son ustedes. Ni nosotros. El problema es que cualquiera quiere venir a sacarse el barro de las patas en nuestro pueblo. Durante 20 años los ingenieros agrónomos venían a sacarse el carne de conducir y una esposa aquí. Pero eso se acabo cuando empezamos a fabricar felpudos. Lindos felpudos. Felpudos de todos los tamaños. Tenemos desde la 38 a talla 59.  o S XXl, ¿Entienden? - Dijo Zoilindo Deveras.
Betún Catarsis se echó atrás un pirincho rebelde con un certero movimiento de peluquería y mirándose la punta de los botines pintados con escenas de la guerra de Troya dijo:
  —Entiendo que perdimos las chancletas hace tiempo en el pantano y que la talla 59 no existe. Estamos lejos de casa, pero si hay que hacer un puente de peluquines para atravesar por su inmundo pueblo así lo haremos». 
Como se ve este es el tipo de dialogo sin sentido y casi sin descripción que abunda a la mitad  del libro. En algún momento antes del final los 7 supervivientes - 2  se han sacado el carnet de ingeniero agrónomo casándose además y uno se hundió al pisar en falso el puente de peluquines – llegan a la laguna de Melincué y confundiéndola con el mar se largan a llorar sobre sus trajes de diseño todos rotos. En un epilogo curioso se los ve dando clases sobre los tejados de las casas inundadas y viviendo de la caza y la pesca. Perdidos lejos de casa,  como tantos milongueros que se fueron a buscar fortuna y solo consiguieron moldes de barro en los zapatos que los hacen lentos, lentos…

jueves, 22 de marzo de 2018

Desescombrando la milonga


Pitón Pipeta vino con la novedad a la mesa remozada del bar Roñoso en donde ocupáramos nuestro tedio pos vermut  jugando a esquivar pataduras y bochincheros en el juego de moda "Milonguero Ninja" que los Mamerces habían adaptado a una vieja mesa de jueguitos electrónicos con palanca y botones para 4 jugadores,  después del re-estreno potente en la noche del lunes de Milonga del Pipa en su nueva locación de "la Yumba".
- Cierran MILONGA DEL ORIENTAL.  Martita, que hace Teatro  en el potrero, me acaba de mandar un mensaje.  Dice que en la tranquera de la entrada  hay un cartel explicando que por orden del C.onsorcio I.nternacional M.ilonguero y por culpa de los disidentes tiratomates hasta que no se pueda garantizar la seguridad  de los asistentes y sus ropas de diseño la milonga queda clausurada.
- Eso es una excusa. Los tiratomates no han vuelto. Y los toxitangos se han ido junto con los mercaderes del paso a otras milonga apadrinadas. En todo caso creo que lo que les molesta es que haya bajado la concurrencia - dijo Papaguachi.
Tenia razón. Desde que los del grupo rebelde de "La distorsión y la mancha" habian corrido a tomatazos a los farsantes los trenes turísticos venían llenos a la mitad y sin anunciarse. Casi todos los visitantes miraban desde el tren. Solo unos pocos bajaban y se fundían enseguida en el  ambiente de buen bailongo, con las fabulosas viandas parrilleras, los héroes de leyenda de la vieja guardia y con la mítica aura de misterio y locura que tantas buenas noches nos dejaron.
- Están locos estos payasos? Como van a cerrar una milonga al aire libre?  Se piensan que Riquelme se va a quedar con los brazos cruzados sin hacer milonga cuando hace 12 años que no hay viernes si no esta EL ORIENTAL?- dije apretando frenético el botón justo cuando un zombi me giraba por la derecha avanzando hacia mi bailarín con el codo. Lo baje de un ganchazo.
- Ese es el problema muchachos. Hace una semana que Riquelme se fue a su retiro de semana Santa en el Uritorco. Debe estar crucificado en las colchonetas y no contesta al móvil. Esta a cargo Pococho. Dicen que desde ayer esta sentado contra el palo central como Jose Arcadio Buendia, sin soga, pero delirando  mientras le pasan por al lado los talleres de Teatro normal, , teatro kabuki,  Tango, lucha libre, metegol tamaño real y piragüismo en sanja. Hugi y Muni Cuervo están desesperados.
Diogenes Pelandrun, Romulo Papaguachi, El Pibe Pergamino y yo dejamos  al mismo tiempo los botones tira sacadas y ganchos con la consiguiente obstaculizacion de todos los carriles por pataduras haciendo sanguchitos y detenciones metafóricas.
-  Si la milonga siguió adelante a pesar de todo no puede ser que en ausencia de Riquelme  los de la mutinacional de la coerción   cierren el potrero. No tienen derecho.
-Este año se ha ido muy temprano a la montaña ese hombre. Debe tener mucho pensamiento acumulado. O Quiere mostrar la chaqueta.
- Pococho. Me intriga Pococho. Ese hombre no es el mismo desafiador de la galaxia desde que le cayó el ventilador en el marote. Creo que Algo de la paz Lamarquiana se le quedo. Sino ya estaría repartiendo.
-Pero que dicen de cerrar? Van a clausurar la zanja donde han buceado tantos extraviados alcohólicos?, el terraplén lleno de cardos y latas por el que bajo el Mesías de la iglesia Milonguera de los Primeros pasos desdeñando el Tétanos? Van a precintar el Bosque que plantó el jardinero Cepito para terminar sus días junto a duendes y criaturas míticas? Van a clausurar la pista apisonada  que lleva las cicatrices de la emoción en cada pasto nonato, en cada chapa, en cada hundida piedra nivelando el pivot a los ponchazos como un novato que busca el horizonte de la ronda y se pierde en la secuencia ? Van a segar la parrilla apagando  las brasas incombustibles que el mismo Pococho trajo en la plancha de hierro desde su boliche en el planetoide Zappa cuando toda la galaxia nos proclamo campeones intergalacticos de truco? Van a alambrar la pampa por donde viene el Indio Martin cabalgando a Corsini y huyendo de su ex-amigo el tal Pat Garret? - Me miraron con cara rara.
A veces se me mezclan hechos reales con sucedidos de las peliculas de Peckinpah.
-Bueno - dijo Pitón -  Al Indio le esta costando ultimamente llegar desde el confín. La  pampa barbara se esta haciendo mas chica. A dos cuadras, donde solía estar la linea del horizonte una constructora compró el predio y han edificado un muro y una calle. Pronto será el Limite de un nuevo barrio privado. Suerte que a "Corsini" no le molestan  las polainas de caucho.
Corsini es el Caballo del Indio Martin. A veces Overo y a veces tobiano, según la circunstancia.
-  Catulo habla con metáforas como siempre. Pero entiendo  lo que dice usted Piton - acoto Papaguachi.
- Cuando los griegos contrataron a anforeros privados para baldear el ágora se vino abajo eso de la antigüedad clásica - dijo Pelandrun mientras pulsaba el botón para sacarse de encima uno que se acomodaba los zapatos con abrojos casi en la pista -  En cuanto a los romanos, no creo que a un ciudadano del imperio en los tiempos de Caracalla le hiciera mucha gracia esta moda de ponerle a los viejos dioses bonetes con crucecitas.
- Muchachos, tendremos que ejercer poderes fácticos en ausencia de los reales. La Milonga somos todos. No solo Riquelme. O sus forzosos "Socios de marca". Somos los principiantes. Los que tuvimos un amor y no. Los que todos los viernes llegamos temprano para embellecernos por dentro. Aunque sea con asado y vino. Los que cuando cantan la ultima tanda le hacemos fuerza al dia para que se quede dormido.
- Con la accion poetica no hacemos Nada. Hay que recuperar el alma belicosa del Uruguayo y  movilizar a las fuerzas vivas de la milongueridad.
- Las fuerzas vivas de la milongueridad siempre llegan tarde. Por ahi algunos "Titanes de la Milonga" - apostillo Pipeta.
- Nos arreglaremos sacudiendo churros nosotros. Y si hace falta contratamos a los servicios Milongueros Mercenario Vieytes y Luconi.
- Castor, o Polux sino, cobrense estos Frizantes Fresedos inconclusos y diganle al  Bartender Mamerces Hijo que este mejunje es una porquería.  Ni para buche de cromo sirve. Y avisenle  a Mamerces Padre que tarde o temprano el Consorcio le va a sacar todo como esta haciendo con Riquelme.
 - A sacar. A Sacar! Antes se venden los sanguches que sacar nada de acá.
- Que se creen que llevamos los nombres de los Dioscuros por capricho? Si les hacen falta héroes chiflen.
- Vamos allá?
- Vamos.
Nos levantamos como los cuatro de "La Pandilla Salvaje" con la misma resolucion con que decidieron rescatar a su amigo de las milicias mejicanas.  Al costado de la puerta del "New Roñoso" estaba el Indio Martin, con su lanza cruzada en la espalda. "Corsini" lucia unos botines de caucho michelin muy adecuados.
- Estaba esperando la zapandanga como Ernest Borgnine afuera del prostíbulo?
- No. Vine a zamparme un milaneson Echagüe con Vino triste.
Nos subimos al tangomovil de Pelandrun y con el caballo al pairo le fuimos explicando la situación por el camino. No es un barrio muy concurrido. Y menos a la hora del vermut y el primer trago.
Cuando llegamos a la milonga del Oriental vimos dos camiones del  Consorcio y  un furgón cargado ya con los dispensadores de papel higiénico con la cara de Discepolo y Tita y el papel secamanos  Troilo. Pegado en la doble tranquera que cierra el ligustro de la entrada el famoso cartel con la insignia del C.I..M.  y estas palabras: POR RAZONES AJENAS AL  BUEN ENTENDIMIENTO DE LA TANGUERIDAD MOTIVADAS POR LOS LAMENTABLES SUCESOS DE SEMANAS PRECEDENTES, ASÍ COMO LA PERDIDA DEL VALOR COTIZABLE -BONO BOTIN E INDICE TANGAL- DE ESTA MILONGA NOS VEMOS OBLIGADOS A RETIRARLE EL AVAL Y LA MARCA DISTINTIVA Y GLOBALIZADORA DEL C.I.M. (CONSORCIO INTERNACIONAL MILONGUERO) INSIGNIA DEL TANGO CIVILIZADOR A LO ANCHO Y A LO LARGO DEL GLOBO. ESTA MILONGA QUEDA CERRADA HASTA NUEVO AVISO. LOS ESPERAMOS EN NUESTRAS MILONGAS DEL CONSORCIO: AMIGABLES, CORDIALES, MULTIMEDIA Y SIN IMPREVISTOS. GRACIAS POR SU INTERÉS. FIRMADO C.I.M.
Arrancamos el cartel. Entramos. La compañía de teatro "Medio pelo y una cana" estaban terminando de ensayar  8 y medio sin que el Gordo Roqui, que hace el papel de Mastroiani - o Fellini - llegara a tiempo. Armaron la ronda final apurados por algunos operarios del Consorcio, que a los gritos iban bajando las pantallas panorámicas del poste central.  Sin que hubiera ninguna indicación del Director Otelo Gangrini fueron disgregándose  dejando la pista central vacía.  Apoyado contra el poste central estaba Pococho, lanzando palabras incoherentes con los ojos cerrados, la frente apretada por un trapo mugriento y la cara enrojecida.Estaba ido.
Ante la mirada de algunos "Titanes de la milonga" que hacían tomas en el ring unos diez o doce operarios de negro Iban llevándose en fila india   las mesas semi nuevas de madera y los carteles publicitarios. Las cuatro pantallas ya estaban abajo y en el poste central  solo se veía la vela perpetua iluminando la estampita del patrono de los milongueros San Finito Escabiadin y el extremo de las tiras de lamparas, colgando como racimos solidos de tristeza. Estaban a punto de guardar la ultima pantalla en cartón corrugado.
 El Filosofo Pelandrunse abrazo a la ultima pantalla y dijo:
- Esperen. Quiero despedirme. En esta amiga ciega tuve fabulosos filosofismas. Vi "Tango Bar". Y también "Karate a muerte en Bangkok " Su arranque de sentimentalismo  me desconcertó.
- LLevátelo todo,  mis pilchas, mi vento, pero a ella dejala porque es mi mujer - Dijo Piton - Saludando con un beso a Martita que venia sin el maquillaje Felliniano.
Hugi y Muni tampoco reaccionaban. Estaban abrazados a la parrilla sin saber que hacer. Un escuadrón de Consorcieros  acumulaba todos los antiguos decorados de la milonga en una pila.
- Perdonen mi ignorancia. Pero además de lo que trajeron, van a llevarse todas las cosas del Oriental?
- A usted que le importa?. Además esta milonga esta cerrada hasta nuevo aviso. Gutierrez! estas porquerías  carguenlas en el furgoncito, que van directo  al chatarrero.
Esas porquerías eran los robots milongueros donados por el rata Debeljuh para que nadie se quedara sin bailar, los tanques de cal donde antes se enfriaban los vinos y las bebidas, las mesas de chapas y las sillas donde pasamos tantas noches gloriosas, los restos de la Carlos Gardel 54 que nos llevo hasta el asteroide Zappa y el planetoide Harrison cuando los Hercolobusianos amenazaron la civilizacion terrestre, los antiguos carteles donde se anunciaban La Tipica Sandokan y la sonora Rascabuches, Los restos de la gigantesca sombrilla que resguardaba el poste cuando había tormentas. Los Palos de hacer pasos del extraviado maestro Corchito Echesortu. Los micrófonos de pie y las conexiones arregladas por el loquito Piazzolla.
No eran muchas cosas, pero eran casi nuestras. Y habíamos aprendido a quererlas como si lo fueran.
Levante la voz Mis amigos estaban al lado. Corsini Piafaba ansioso.
-Esas porquerías, como usted dice, son el alma de esta milonga. Llevense todas las basuras, todos los espejitos de colores, todo el pakaging de Diseño y las mierdas que trajeron. Pero estas cosas se quedan aquí.
-  Ustedes no son nadie para decidir. Riquelme nos cedió los derechos cuando se afilio al Consorcio. Ahora que ha abandonado sus funciones El Consorcio decide. Y si El Consorcio quiere que esta milonga este cerrada esta milonga se cierra. Nos llevaremos lo que haga falta hasta satisfacer el importe de lo invertido. Aunque tengamos que sacar la plata del chatarrero.
- Les cedió los derechos? Les cedió los derechos dice?  Pero este potrero estaba aquí antes. Y que yo sepa no es de ustedes. Es de todos los que lo usamos.
- Se hace lo que El Consorcio dice. Y ustedes no pintan nada en esto.
- Me esta pareciendo que ustedes son solamente una multinacional. Pero del robo. Van prestando capital, remozando milongas, camelando con esto del Aval y la globalizacion. Para después quedarse con todo. Igual que especuladores bancarios. Saben que? pueden ir yéndose. Junten todas sus porquerías nuevas. Sus pretensiones y su arrogancia. Ya mismo. Junten sus cosas y mandense a mudar. Y diganle al que sea que Milonga del Oriental no cierra. Seguiremos aquí todos los viernes. Lo quieran o no.
- Se van a oponer al Consorcio?. Nos van a echar por la fuerza? Cinco gatos muertos de hambre como ustedes?
Mire hacia el suelo. Las sombras de la noche ya estaba entre nosotros. De pronto me sentí solo. Y viejo. Como si el futuro me estuviera ya guardando en un portatrajes. Como si mis palabras fueran ya un garabato en un papel amarillo y borroso. Las luces de colores colgando del poste iluminaban nuestra pobreza, nuestra valentía armada solo con la rabia ante la injusticia.
Y entonces pensé en la tierra. En la loca pretensión del ser humano de poseer algo que no le pertenece, que estaba antes y que estará después. Pensé en las grandes extensiones naturales alambradas, en lo que llama gestión de las emociones, en el control que creemos tener y nunca controlamos. En el que compró la luna y pide regalias. Y despues pensé en ese inmenso universo que cruzamos para salvar el planeta y como volvimos en una nave destartalada(VER TORNEO INTERGALACTICO DE TRUCO Y MILONGUEROS DEL ESPACIO) En perspectiva aquellos matones de diseño no eran nada.
Mis amigos avanzaron a mi lado. Los Titanes de la milonga tambien.
-Saben. En esta pista se libraron muchas batallas. Y muchas escaramuzas. Es un potrero, un descampado. Pero para nosotros es sagrado. Tiene el poder de muchas noches y muchas emociones. Esta tierra esta abonada por el sudor de los milongueros de antaño, el entusiasmo de los milongueros del futuro y la ofrenda de presente de todos los que estamos. Esta milonga no se cierra.
Los veinte o treinta venian hacia nosotros.
En ese momento se oyó un estertor. El Uruguayo Pococho vaciaba su estomago para salir de una borrachera potente. Miro hacia donde estábamos y grito su "Que pasa acá!  Al levantarse pego en el palo central con la nuca y apagó las luces.
Todos los matones del consorcio murmuraron al mismo tiempo. En la oscuridad y mientras Pococho venia disparado a confrontar pude ver que junto a los pocos que estábamos  había sombras. Muchas sombras de nuestro lado. Hasta en el terraplén se veían siluetas listas para bajar a la pista.
Los matones recularon asustados. La voz del jefe salio tibia - Vamos. Quedense con su milonga. Pero a partir de ahora atenganse a las consecuencias -  Salieron todos en grupo caminando ligero.
- Porque antes de que este payaso hablara no nos ateníamos a las consecuencias, solo a las causas. Hay gente que tiene el cerebro comido por la television - Dijo Pelandrun.
Pococho no entendía que hubieran querido cerrar el Oriental. Le dio un empujón al poste. Las luces volvieron a encenderse. En el descampado ya no se veian las sombras.
- Y ahora? Pregunto Pergamino. Que hacemos?
-Riquelme se va a poner loco cuando sepa que le llevaron las cositas de tango diseño. Habrá que reponer las mesas. Esas de chapa ya no sirven.
- Y las pantallas. Tengo que ver "Rescate en el Barrio Chino" y "Conversaciones con Ramon Ernesto Crechas" A ver que me sugieren.
- El amigazo Fernando Corrado no para de hablar maravillas de esa tienda "Todo para el milonguero" Vamos a tener que pegarnos una vuelta por ahi a ver que encontramos. Y además reciclar estas cosas que hacen la historia de la milonga.
- Por lo menos el espíritu esta intacto.
-Y si vienen los del Consorcio?
- Si vienen ya estoy Yo - Dijo Pococho con el palo parrillero en alto - Les voy a dejar la jeta pá chiflar monos.
- un paso. Y despues otro. Vamos a la tienda
Asi que nos fuimos a TODO PARA EL MILONGUERO.  Teniamos hasta el viernes para desescombrar la milonga y abrillantarle el fervor al querido descampado...(continuara)

viernes, 2 de marzo de 2018

MATIAS CARAJETE, EL COMPENSADOR DE LA MILONGA - Una entrevista de Enriquito sacamerdi para LA RECALCADA

La voz metálica  de nuestro jefe tácito Puan Hiriarte me sobresalto saliendo desde el busto en  cobre de Lusiardo mientras afilaba las tijeras peluqueras del Profesor Maradona y arreglaba el enchufe de uno de sus secadores: "Sacamerdi, hay un trabajo para usted. Tiene que entrevistar a un amigo del Filosofo Pelandrun. Encontrara instrucciones en su escritorio y los vales de comida y transporte. No se demore mucho."
El  amigo es un tal Matias Carajete, mediador y catalizador energético de la milonga. Como siempre que voy a patinar por el helado borde de la locura me puse ropa abrigada, botas de goma para no resbalar e invocando paciencia  a San Finito Escabiadin me fui a verlo a una lechería nueva que se esta haciendo famosa por servir la merienda casi al pie de la vaca, con unas apetitosas medialunas de alfalfa.
Metro, tren y autobús me dejaron casi en la mesa misma del tal Carajete, un hombre flaco y atildado. Literalmente atildado. Tiene  una moneda de cinco guitas clavada o pegada en el medio de la frente. Por educación no quise preguntarle  nada hasta que nos sirvieron dos tazones de café con leche espumosa y unos bollos de trigo sarraceno con una rebanada gorda de manteca. Cuando iba por el segundo me acorde  que la pastilla contra la lactosa  quedo en la sede del blog.. Ignorando el dolor que comenzaba en las sienes comencé la entrevista con la grabadora en punta.
- Que es exactamente lo que usted hace?
-Soy catalizador de energía. Absorbo las malas vibraciones de la milonga y las transformo en una fuerza  positiva.
- Algo así como una aspiradora emocional.
-Yo diría mas bien un deshumidificador empatizante. No es que en el ambiente haya cielos muy tormentosos pero si es verdad que algunas noches y algunas tandas se palpa como una pesadez en el aire.  Usted ha notado que algunas veces es difícil bailar bien e incluso hasta resulta complicado sacar a bailar? Por mis estudios y mi búsqueda personal me he centrado  en  eliminar esas rachas funestas y aligerar el ambiente milonguero.
-Entonces es mas bien como un exorcista limpiando residuos, impregnaciones y mugres energéticas.
-Bueno. Si le sirve la comparacion..
-No me queda claro aun que hace.
-Le contaré una experiencia. Hace algunos años  me había recibido de mediador y hacia mis primeros ochitos en el tango me tocó presenciar un encontronazo, una gresca, una riña, un tole tole, una agarrada, una marimonera, una...
- Una pelea dice.
- Si. eso mismo. Dos muchachas se pelearon. Ignoro las circunstancias y el motivo.  Volaron vasos, liquido y zopapos. Cualquiera en esa tesitura se hubiera puesto simplemente en el medio para separar.  O al costado para reirse. Yo, que tenia un master   en "altercados por ocio" fui más allá. Me puse en medio de las dos en posición sacacorchos  y agarrando a cada una  por un brazo  hice acercar sus manos a mi corazón para que sintieran su latido. Luego dije con voz profunda y casi hipnótica."Celia, Cristinia, depongan!. Depongan su acritud!! ahora no están aquí. No son ustedes. Ninguna de las dos esta en su cuerpo. En su lugar hay dos orcos porrudos llenos de ira.  Y su hermosa envoltura espiritual sufre en alguna parte del vacío mientras esta carcasa de enojo que unen sus átomos busca repelerse. Yo Las traeré. Sigan mi voz, sigan mi voz- Yo las devuelvo a la tierra,, al momento a la armonía a esta realidad sin discordias - Me había envalentonado, incluso la voz se me fue impostando como si fuera un predicador evangélico. "Vuelvan. Vuelvan aquí, abandonen el monstruo del enojo en el camino y reduzcanlo a la altura de chiquillas llorando. Vuelvan. les digo.Vuelvan al camino de la Paz. Yo lo ordeno" En ese momento sentí como la ira bajaba. Como catalizaba el enojo. Y entonces todo termino.
- terminó?
- De los golpes que me dieron estuve como dos semanas hospitalizado. De esos días me quedo esto dice abriendo mucho la dentadura y sacándose los dos dientes de adelante. Descubro que los dos están hechos de acrílico y tienen pintadas dos Gardeles en vuelo. - Estos no son dientes comunes. Son dos transistores. Se le ocurrió a mis amigos, los científicos. "Si vas a canalizar la energía negativa que tu sonrisa devuelva una señal positiva al universo, me dijeron. Entonces no lo entendí. Pero ellos me estaban trazando el camino. Y  funcionó. Era un sistema primitivo. Pero era el camino de la Paz. Desde entonces he experimentado con otros caminos.: Cuzco, Quito, Salsipuedes. Claro que necesitaba una fuente de entrada.  Y esa fuente es esta - dice señalándose la moneda de cincuenta centavos clavada en la frente..
- Su tercer ojo?
- Buenos, algo así. En realidad era la chirola de la suerte de mi maestro espiritual el milonguero Sabu Galindez. El era un bailarín espantoso con una cualidad especial: siempre chocaba  con todos. Y al chocar provocaba algo así como un chispazo de estática. Era un equilibrador natural. Si una pareja bailaba muy mal al topar a Galindez comenzaban a bailar bien. Si bailaban muy bien al chocarlo también bailaban bien, pero no exagerado. Cuando Galindez te topaba reconducía tus energías y hacia que en vez de bailar para afuera te centraras en la conexion y dejaras de mostrarte.  Galindez era como una bola de billar haciendo carambolas y uniformando a toda la pista. Un tipo incomprendido y funesto.  Lo corrieron en todas las milongas. La ultima vez que lo vi me dijo "Toma Pibe, esta moneda la tenes que llevar vos y  con orgullo.  Me canse de luchar contra este ambiente violento.
- Pero esa violencia la provocaba el mismo! Tendría que haber tomado clases de técnica.
-Clases de técnica. Clases de técnica dice. Un mago de la compensacion energética como el.  Me dio la chirola y me dijo con la voz menguada por el sufrimiento. "Te toca a vos, pibe.
Voy a abandonar pronto este mundo. Seguí mis enseñanzas y mis consejos" y se me fue.
-  Era muy joven?
- 54. Ahora trabaja de modelo en catálogos de lencería Hare Krishna. Le va bastante bien. Durante un tiempo lleve  su moneda en el bolsillo procurando disuadir fuentes de conflicto. Pero yo no soy  como el. Cuando salia a topar mas bien me enganchaba.Y si codeaba a alguno no lo cambiaba energéticamente. Tenia los dos Gardeles como una fuente disuasoria. "Mirá este infeliz con la lechuga en lo dientes decían" Mi sonrisa los hacia reír. Pero una noche se me quedaron pegados los labios. Me canalizaron a los bollos. La mujer incluso me dio  en medio de la frente con un taco aguja. Y me quedo un agujero. Entonces recordé que las culturas amerindias solían practicar la trepanacion ritual para mantenerse en contacto con otras realidades. Salí huyendo de urgencias con un algodón empapado en agua oxigenada tapando el buco. Mientras iba por la calle a veces me quitaba el algodón y veía y sentía cosas que antes me pasaban desapercibidas. Fue como una epifanía. Comprendi que un taco milonguero me había abierto un canal a otras realidades. Y descubrí un efecto secundario impactante. Por donde pasaba aquietaba los ánimos. Hasta las conversaciones estridentes   se callaban con solo mirarme.
- No seria por el agujero?
-No. No. era otra cosa. Esa trepanacion involuntaria que ponía mi cerebro en contacto con las sensaciones y toda la terrible inmensidad  real del universo. Me habían dado una entrada para canalizar la energía subyacente y la residual.
...
  - Los  Mayas, como le dije, practicaban esas horadaciones buscando  empatizar con las fuerzas de la creación .  La casualidad me había transformado en un sintonizador, un ecualizador empatico. Me fui a la milonga y me puse como loco a cabecear para armonizar con todos. Estaba tan metido en la idea que no me di cuenta que a las muchachas les daba asco. Mis amigos científicos me conectaron  la moneda. con circuitos  La cirugía hizo el resto.
- Sus amigo ejercen una ciencia muy peculiar.
- No hay como meterle un buen circuito integrado a las corrientes místicas.
 - Impresionante. O sea que la moneda es como un monóculo y una bobina..
- Como un tapón. Hace años que no tomo alcohol.  Cuando me quiero emborrachar me lo inyecto. Jajajajaja. Es broma.
- Y funciona?
- Yo creo que si. Casi todas las milongas a las que voy son pacificas. Las gentes se divierten. Bailan, Hablan y dialogan en concordia. No hay sufrimientos, esperas ni rechazos. Debería ver como sale esa gente de la milonga. Renovados, con ganas de hacer cosas, teatro, talleres de escritura, tomar incluso clases de  técnica o musicalidad. Cuando he compensado el nivel energético de la milonga mis transistores dentales se iluminan. Tengo literalmente una sonrisa luminosa. Con mi presencia y mi baile he logrado magnificar los ambientes y aligerarlos.
- O sea que es como una cruza entre el hombre nuclear y un ambientador floral de navidad.
- Intenta explicar lo que no conoce con símiles. Pero es como si yo intentara explicar su grado de ignorancia con notas musicales. Si lo del ambientador le sirve diría que si.  Soy un ambientador en forma de magnolia. Pero sin abejas revoloteando...
Se le quiebra la voz y una lágrima le gotea por el costado del ojo oscureciendo sus transistores dentales.
- No se ponga así. No se ponga así.
- Estoy solo. Solo. Y las veladas filosóficas en la pizzeria de mi amigo Pelandrun no me llenan. En la ronda  me ven como un bicho raro. Como un robot montado por chiquillos o algo así. Es el precio que hay que pagar por compensar el ambiente. Por dejarlo liso de estridencias y aceptable. Si viene conmigo verá que en donde yo voy no hay envidias, ni celos, ni criticas, ni bajezas. Todas las tandas son óptimas y agradables. Pero a mi. A mi nadie me descarga...
-...
-  A alguna muchacha de mi amistad llegue a plantearle compartir  flujo energético. Que se asomara a mi interior.  Pero no hay caso. No hay caso. Disculpeme.
Me quedo en silencio.
-Será que... -  El enajenado Carajete aprovecha y con los dedos sucios se da  vuelta la moneda.
-Ya me parecía. Me había quedado adentro la cara..
Se tira un chupito de coñac a la moneda y enseguida le cambia el animo.
-Alegría. alegría! Hay que ser optimistas  Hay que ser optimistas! Me cambie la polaridad.
Intento aparentar una normalidad superficial en esta granja, en compañía de este demente. Un camarero nos acerca dos magdalenas encima de una montaña de nata Fresca.
-Uy Mauricio. Que buena pinta esa crema.. Betsy se supera...
-Esta nata es de Remigia. Betsy ya no esta entre nosotros. Un cumpleaños de ultima hora.
-Oh. Bueno. Todos tenemos un camino que recorrer. Algunos largo y otros corto...
Me pregunto si los amigos científicos tendrán un hangar de experimentación en esta misma granja.
- Usted habla mucho el camino. Cual es el siguiente paso en su camino?
 - Soy un visionario.  Quiero ir más allá. El otro día vi en el diario un reportaje a ese hombre, el cyborg humano, ese ingles,  Neil Harbisson que tiene implantada una antena en la cabeza. Mis amigos científicos recibidos de las Academias Lupin están trabajando en un implante, un microchip compatible con  la antena de una radio Noblex siete Mares que saldría de mi oreja. De esas que se suben y bajan como la de los coches. Mas practica que la que lleva el, que seguro le molesta para dormir. A mi me van más las aplicaciones de antes.
- y con eso que podrá hacer?
- Con esa antena se me abrirán ventajas insospechadas. En principio no solo podre mejorar las grabaciones con frituras y ecualizar a distancia todas las orquesta para igualarles el sonido, sino también influir en los movimientos de los milongueros para que bailen con musicalidad todas  las tandas.  Y eso solo con el poder de mi mente!
- o sea que además de moderar el bailongo quiere ser dijey?
- Y... con un sueldito solo ya no alcanza.
Apagando la grabadora me fui de aquella placidez amenazante. La ultima visión de Carajete, sentado en su silla es inquietante. Tiene nata en los dientes, que le titilan debajo, mientras un rayo de sol refleja en la moneda iluminando la cara de Cervantes.
Me pregunto si no será una broma del filosofo Pelandrun.
Me duele la cabeza.
.